Ecuador, 28 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Correa llama a oposición a tener seriedad política

Correa llama a oposición a tener seriedad política
11 de abril de 2013 - 00:00

Llegó un minuto antes de lo previsto: 18:29, y esos 60 segundos pusieron en aprietos a más de uno. Ministros, miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE)  e invitados especiales pugnaron por ocupar el mejor lugar del Teatro Nacional Sucre, donde el martes se realizó la ceremonia de entrega de credenciales al binomio presidencial, asambleístas nacionales, del exterior y parlamentarios andinos, que resultaron electos en los comicios del 17 de febrero.

Los invitados y organizadores estuvieron prevenidos de la puntualidad de Correa. Pero ese minuto anticipado les cogió “con las justas” para acomodarse en las butacas a asambleístas como Iván Hurtado y Miguel Carvajal, así como a los parlamentarios andinos Pedro de la Cruz y Silvia Salgado

Otros, en cambio, como los ministros Homero Arellano, de Coordinación de Seguridad; Augusto Espinosa, de Talento Humano; Doris Soliz, de Inclusión Económica y Social, así como el alcalde Augusto Barrera llegaron con 30 minutos de anticipación.

Ellos, más de una vez, saltaron de sus asientos, cuando la Banda Sinfónica Metropolitana, que permanecía tras bambalinas, ensayó la canción Patria, aquella que advierte la llegada del Jefe de Estado.

Entre cambios de última hora se inició el encuentro. Las prácticas habían empezado a las 16:30 y no fueron solo musicales, sino logísticos, pues se pegaron tachuelas para sostener los manteles de los cuatro tableros que se unieron para formar la mesa principal. Allí se ubicaron los cinco consejeros del CNE y el binomio presidencial electo: Rafael Correa y Jorge Glas.   

El gobernante lució un terno gris oscuro con una camisa de  bordados negros y anaranjados de Zuleta. Arribó acompañado de Glas, quien, en cambio, llevó una corbata verde agua, la misma que usó en la campaña electoral al ser ese el color distintivo de PAIS.

Detrás de ellos y un poco agitado, ingresó el presidente del CNE, Domingo Paredes, quien vistió el mismo terno gris claro con corbata azul, que lo acompañó en las veladas electorales.

Paredes cerró el ciclo y dijo que el CNE logró “desmitificar los mitos” con certeza y veracidad. Reconoció el triunfo de Correa: 57,17% frente a sus opositores  Guillermo Lasso (22,68%) y Lucio Gutiérrez (6,73%).

Al escuchar este margen de diferencia, Correa  sonrió. Cuando se anunció el porcentaje de Sociedad Patriótica, el jefe de Estado hizo un ademán para recalcar la contundencia de su triunfo, que se complementó con un abucheo general en contra de Gutiérrez, que nació de la  platea alta, donde se asentaron las barras de Alianza PAIS.

Paredes siguió. Llevó su mano al pecho y prometió que las elecciones de 2014 serán más “participativas e incluyentes” y que en 2017, el país tendrá el voto electrónico, que se aplicará en varias localidades en 2014.  

Vinieron los aplausos, que terminaron con el asombro de los asistentes al escuchar -por parte de la presentadora- que el siguiente punto sería un receso de cuatro minutos “por reloj”. Lo que incluso sorprendió al Presidente, quien estuvo a punto de levantarse, hasta que la misma presentadora calmó a todos al explicar que solo era un “receso musical” de la Banda Sinfónica.    

Entonces empezó la entrega de actas credenciales y poco a poco subieron al escenario los asambleístas nacionales. Gabriela Rivadeneira fue la primera. Desde las últimas filas le gritaron: “Juventud y experiencia, Gabriela a la Asamblea”.

Luego subieron Miguel Carvajal, Carlos Viteri, Marcela Aguiñaga, Marllely Vásconez, Linda Machuca e Iván Hurtado, quienes recibieron un fuerte abrazo y  apretón del Mandatario. De la bancada de PAIS solo faltó el actual presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, quien no estuvo presente porque se encuentra en China.

Por la bancada de oposición, en cambio, los ausentes fueron   Lourdes Tibán (Unidad Plurinacional de las Izquierdas), Gilmar Gutiérrez (Partido Sociedad Patriótica) y Cynthia Viteri (Partido Social Cristiano).

Los que sí asistieron fueron Ramiro Aguilar (SUMA), Mae Montaño y Patricio Donoso (CREO), quienes estrecharon -con respeto- la mano del Jefe de Estado.
También estuvo el asambleísta Abdalá Bucaram (PRE), quien al llegar a la mesa  principal, empezó saludando a los consejeros Juan Pablo Pozo, Nubia Villacís - a quien incluso le dio un beso en la mejilla.

Cuando tocaba el turno de Correa y Glas, Bucaram se saltó y siguió saludando a los otros dos consejeros: Paúl Salazar y Roxana Silva que estaban al final de la mesa.

Luego regresó a saludar a Glas, pero lo detuvo alzando ligeramente su mano. Pese a ello, Bucaram insistió con Correa y le extendió la mano. “Anda no más”, le dijo el Presidente y movió la cabeza, en señal de negación, al ver la actitud de Bucaram. Un gesto similar tuvo el parlamentario andino por CREO, Roberto Gómez, quien solo saludó a los tres primeros consejeros del CNE y pasó de largo saludando verbalmente al resto de autoridades.

Al ver esa actitud, Correa nuevamente movió la cabeza. En su discurso llamó a sus detractores a no oponerse sin fundamentos. “Que debatan con argumentos y que construyan”, pidió.

Glas fue el primero en recibir la credencial. Luego fue el turno de Correa, quien destacó que aún conserva el diploma que recibió en 2006.

Empuñó y alzó con fuerza su brazo izquierdo, mientras con su mano derecha elevó la credencial, dedicándola  a los asistentes. Entonces tomó la mano de Glas y alzaron los brazos. “Correa y Glas, ocho años más”, gritaron emocionados los  asistentes. El gobernante respondió: “Alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina”. Con esas proclamas los oficialmente gobernantes electos se retiraron del recinto.

EL GOBIERNO DESTINA CINCO VECES MÁS EN DESARROLLO SOCIAL

Durante su discurso, el presidente Rafael Correa destacó el logro de su organización política, PAIS, al obtener 100 de los 137 asambleístas. Añadió que su movimiento triunfó en 33 de las 34 circunscripciones electorales y por ello agradeció a los ecuatorianos que votaron por él, “y a los que no también, porque es un Gobierno para todos y todas”.

Dijo que en su  nuevo período presidencial será “bienvenida la oposición de buena fe (...) independientemente de ideologías”. Aclaró que su Gobierno será “de mente lúcidas, manos limpias, corazones patriotas, siempre será infinitamente más lo que nos una, que lo poco que nos separe”.

El Jefe de Estado destacó que en 2004, Ecuador destinaba un 8,1% del Producto Interno Bruto (PIB) al pago de la Deuda Externa, mientras que hoy solo se designa un 4,2% del PIB para ese fin.

Así también resaltó que en su Gobierno se entrega un 11% del PIB al sector social, mientras que en 2004 solo se dirigía un 4,3% de ese valor. “En estos años hemos destinado cinco veces más”, enfatizó y recalcó que en “Ecuador manda el pueblo, sobre todo los más pobres”.

Afirmó que Ecuador fue uno de los tres países que escaló 10 posiciones en la clasificación mundial de Desarrollo Humano, que miden los índices para alcanzar el Buen Vivir y el Desarrollo. Estos índices -sostuvo- permitieron al país pasar del grupo de desarrollo medio al alto.

Correa concluyó su intervención asegurando que “aquellos cegados por el odio pueden reconocer que ahora tenemos un país mucho mejor”.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Social media