Cede puente que conecta Zaruma con Atahualpa

11 de marzo de 2013 00:00

Debido a las fuertes lluvias que se han suscitado en los últimos días en la parte alta de la provincia de El Oro, un puente que conectaba a los cantones de Zaruma y Atahualpa colapsó sobre la quebrada Arcapamba. La estructura sufrió un asentamiento en uno de los extremos y la plataforma principal quedó inhabilitada al tránsito.

Los moradores dijeron que las recientes lluvias y la creciente de la quebrada dejaron debilitadas las bases y el terreno de los extremos cedió, lo que produjo el colapso del puente en la única vía para ir a Zaruma.

El alcalde de Zaruma, Danilo Mora, y un equipo de técnicos del Cabildo, realizaron un recorrido la mañana de ayer por el sitio para evaluar el daño.

Los pobladores que debían trasladarse a realizar compras en el mercado de Zaruma no pudieron viajar, asimismo las actividades de minería, agricultura, crianza de aves de corral y la producción de queso, manjar, maní rallado, que son las fuentes de ingresos para esta parroquia, quedaron afectadas.

Las comunidades de Guando, Poglio, Otorongo, El Andro, Las Cabañas también sufren la interrupción del paso. “Por esta carretera cruzan agricultores, comerciantes y es un camino cercano para llegar a Atahualpa”, detalló Mora.

Además, en varios tramos de la vía Zaruma-Huertas se produjeron derrumbes y la carretera de dos carriles, en algunos sitios, quedó reducida a uno. En otros tramos los deslizamientos han puesto en riesgo la mesa del asfalto. De igual manera, la vía Muluncay-Quispe-Playitas presenta varias complicaciones y está en pésimas condiciones.

El cantón Zaruma fue declarado en emergencia vial el pasado 3 de marzo. Al siguiente día el presidente Rafael Correa visitó la ciudad y criticó el estado de las vías de la zona, por lo que pidió la intervención inmediata del Gobierno Provincial y del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Puente habilitado en Guayas

Por otro lado, finalmente en la tarde del sábado, se habilitó el puente sobre el río Magro. La estructura metálica fue reabierta a la circulación vehicular y peatonal, una vez que la maquinaria y personal de la Prefectura del Guayas, del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y del Municipio de Daule terminó la reparación de la obra.

El viaducto se ladeó a inicios de esta semana, como consecuencia de la palizada y el desbordamiento del río Magro, que socavaron sus bases. Entonces se emprendió el trabajo para reparar el puente, que comunica a 30 recintos del Plan América con la vía principal que conduce a Daule, Nobol y Guayaquil.

Ya en la mañana del sábado se había logrado soldar la nueva sección de tres metros, con lo cual la estructura pasó a tener una longitud de 36 metros. En la tarde se trabajó en la adecuación de los accesos de 200 metros y en la colocación de las placas de aproximación, que sirven de unión entre la vía y la estructura metálica.

Pasadas las 13:00 se permitió el paso de personas, motos y bicicletas. Al finalizar la tarde, la circulación se  normalizó.

El director de Obras Públicas de la Prefectura, Jimmy García, destacó que “este es un trabajo en conjunto. No solo ha intervenido la Prefectura. Aquí ha ayudado mucho el Municipio de Daule y más que nada hay que darle un agradecimiento a la Subsecretaría de Transporte y Obras Públicas que también estuvo ayudando con el personal técnico y sus máquinas”.

Freddy Moreira, funcionario de la Subsecretaría de Obras Públicas, indicó que por el viaducto solo pueden pasar vehículos de hasta 20 toneladas de peso (buses y camiones pequeños). “Cuando uno aumenta la longitud del puente, disminuye su capacidad de carga”, acotó.

Contenido externo patrocinado