Ecuador, 05 de Diciembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Bastión clama por seguridad

Bastión clama por seguridad
17 de marzo de 2011 - 00:00

En la populosa zona de Bastión Popular, al norte de Guayaquil, que aglutina a alrededor de quinientas mil personas, varios grupos de moradores se reúnen desde hace días para analizar los graves problemas de inseguridad, impunidad y falta de justicia que afectan al Ecuador.

“El problema en esencia es de aplicación de la justicia y de corrupción de los jueces, porque de nada vale que entre un delincuente a la cárcel, pues está dos o tres días ahí, pero no sé por qué razón, sea por dinero o qué sé yo, pero sale de inmediato, entonces hay que cambiar a los jueces, a la Policía, pero algo hay que hacer porque estamos en un Ecuador muy inseguro”, opina  Silvana Ramírez.

En este sector, donde muchas calles aún no son asfaltadas y el índice delincuencial es alto, los ciudadanos estiman que  el problema que los amenaza día a día nace en policías corruptos, jueces vendidos y leyes obsoletas y estiman que las soluciones deben ser radicales y definitivas.

Silvana Ramírez, mientras cruza en una mototaxi por las calles polvorientas, exclama que en su sector desean ver un Ecuador diferente, con menos delincuencia, que se terminen los asesinatos y la violación a los niños.

“Como madre me siento indignada al ver que casi todos los jueces tienen las pruebas del delito pero los antisociales quedan en libertad a los dos días. Yo espero que el Presidente de la República cambie realmente a todos los jueces, muchos de ellos delincuentes, porque reciben dinero.

Esta situación nos desestabiliza y tememos por la seguridad de nuestros hijos”, sostiene la  ama de casa.Estas palabras fueron apoyadas por las de Belinda Vergara, otra madre y ama de casa, quien  muestra nerviosismo ante tantos casos de violencia que se producen en la ciudad. “Cuando nuestros hijos van a clases, nos quedamos con la preocupación de que puedan ser víctimas de robo, secuestros o violación.

Eso nos aterra, es desesperante, hasta que los vemos regresar a casa”, subraya.Para Iván Quimí  los  jueces sentencian a los delincuentes, pero es un misterio el hecho de que posteriormente queden libres. “Vemos que los miembros de la Policía sí cumplen, hacen su esfuerzo, pero los jueces no cumplen”, afirma.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media