En Bucay se construyen muros de contención para evitar nuevos derrumbes

Ruta del Spóndylus estuvo cerrada por las lluvias

- 24 de febrero de 2017 - 00:00
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Manta, Guayaquil, Ambato.-

Las últimas lluvias han afectado el sector de Puerto López, algo que no había sucedido en los últimos inviernos. En la localidad de Puerto Rico, vía a Santa Elena, colapsó el alcantarillado, por lo que la carretera se inundó y fue interrumpido el paso por la vía del Spóndylus.

Los miembros de las entidades de rescate realizaron los trabajos respectivos para liberar la vía. También participaron uniformados de la Agencia Nacional de Tránsito.

La secretaria de Gestión de Riesgos, Susana Dueñas (foto), recorrió las zonas afectadas por las lluvias (Portoviejo). Además, acompañó al vicepresidente, Jorge Glas, en su visita a Manabí.

En Bucay, tras el deslizamiento de tierra que provocó la muerte de 5 personas, equipo caminero de la Prefectura de Guayas subsana el muro de contención del río Chimbo y limpiará la vía Esperanza Alta de residuos del deslizamiento de los cerros que circundan el camino.

El deslizamiento de tierra (miércoles pasado) generó el inmediato traslado de una retroexcavadora y dos volquetas para colaborar en las acciones urgentes.

En la zona centro del país, las lluvias bajaron en intensidad, lo que permitió que las aguas evacúen con facilidad. Personal de la SGR entregó ayer 156 kits de alimentos a 13 familias del sector de Chumaquí, en el cantón Pelileo, que fueron afectadas por los deslizamientos de tierra y agua lodosa causada por   las lluvias.

En la zona, el ECU-911 coordinó el rescate del cuerpo de una infortunada agricultora que fue arrastrada por un lahar hacia la quebrada Jun Jun.

A la par se registraron accidentes de tránsito el miércoles pasado. A las 15:35 en la Panamericana Norte, sector del Parque Industrial de Ambato, un bus interprovincial y una buseta chocaron. Hubo dos heridos de 43 y 46 años. (I)

-----------------

Palizada afecta el servicio de agua en Portoviejo

Debido a la crecida de las aguas causada por las lluvias se formó una palizada en el río Portoviejo, en el sector Santa Ana. Ante esta situación, la Empresa Pública del Agua cerró el canal que conduce el líquido a la planta Cuatro Esquinas.

Esta situación, que duró alrededor de dos horas, generó que sectores periféricos y partes altas de Portoviejo fueran afectados con el servicio de agua potable, debido a que la captación del líquido se vio reducida. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: