Parroquia Posorja carece de todos los servicios básicos

- 07 de mayo de 2018 - 00:00
En la cooperativa 20 de Septiembre, en Posorja, la mayoría de caminos son de contextura arcillosa y arenosa.
Foto: José Morán / El Telégrafo

Eliana Morán reside en el sector 20 de Septiembre, de la parroquia Posorja, desde hace 30 años y durante ese lapso es muy poco el desarrollo que ha visto al pie de su vivienda.

La zona forma parte de la jurisdicción del cantón Guayaquil. Con casi 123 años de creación, la cobertura de servicios básicos sigue sin llegar al 100%. Morán afirma que cada administración municipal reciente los ha visitado prometiendo obras inmediatas. “Pero todo llega a paso de tortuga”, acota.

Entre las necesidades más urgentes están la pavimentación que apenas cubre las vías principales, tal y como ocurre en algunas zonas periféricas del noroeste, en la parte urbana. Además, está pendiente la cobertura de agua potable y alcantarillado.

Pese a que la jurisdicción cuenta con una elevada actividad pesquera, artesanal e industrial (del lugar sale el 70% de las exportaciones atuneras), es muy poco el beneficio que se percibe a cambio en cuanto a infraestructura vial.

Jacinto De la Cruz, quien ha dedicado cuatro décadas a la pesca, comenta que la pavimentación se ha limitado a las vías por donde transitan los vehículos que se dirigen a la zona del malecón, desde donde se observa a las empacadoras de atún. “Si bien el trabajo nunca falta, es triste que las obras nunca lleguen”, afirma.

El nivel de desarrollo también se aprecia en las casas de las cooperativas ubicadas en la parte alta de la parroquia, las cuales son, en su mayoría, de construcción mixta (madera y cemento).

Incluso en la vía que conduce hacia el puerto de aguas profundas que se construye en el sector, es visible la carencia de servicios básicos. Rebeca Donoso, de la cooperativa Misericordia de Dios, manifiesta que solo el camino principal está pavimentado.

Otro tema pendiente es la legalización de predios. “La mayoría llegamos desde la península pero aún no tenemos agua potable porque no estamos regularizados”, asegura Donoso. Según datos de la Junta Parroquial, la cobertura de este servicio llega solo al 50%. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: