Precios de materiales para la construcción varían según el lugar

05 de agosto de 2011 00:00

Roberto Miranda  compró un terreno en  Flor de Bastión, de 6 metros de ancho por 10 de largo, donde levantó una vivienda hecha de caña.  Gracias a su trabajo de obrero y al de su esposa, quien es empleada doméstica,  reunió algo de dinero ($ 480) para levantar las paredes de su vivienda.

Al ver su emprendimiento, un amigo de Roberto, que es albañil,  le pidió que le compre un millar de bloques, dos quintales de hierro, cinco sacos de cemento, un metro de arena y  de piedra y cascajo  para comenzar a trabajar.

Por ello, Roberto  recorrió en la vía Perimetral varios lugares donde se comercializan materiales de construcción, pero en casi todos -se quejó- los precios varían.

“En El Chivo 2 (a la altura de la Caraguay) tanto el  metro cúbico de arena como el de piedra cuestan $ 10,  el cemento $ 6,72,  el hierro  $ 65 y los bloques tienen valores a partir de los $ 0,28 centavos”, precisó.

Dependiendo de los materiales, el bloque puede costar de  $ 0,22 centavos (el de piedra pómez) a $ 0,40 (el de mejor calidad).

En Matute Jr. -que está en la Perimetral, a la entrada de La Florida- existen diferencias que benefician a Roberto: metro cúbico de arena y piedra a $ 8, bloques desde $ 0,26, el quintal de hierro a $ 50,84 y el saco de cemento a $ 6,69. Entre ambos lugares, hay una diferencia de $ 52,55.

Al igual que Roberto, Galo López, morador de Villa Club, recorrió varios lugares para comprar bloques, arena y cemento. “Estoy cerrando un cuarto y necesito  material”, indicó.

Galo compró materiales en “L” Aurora -ubicado en la vía del mismo nombre-. “El metro cúbico de arena y  piedra me lo dejaron a $ 9, los bloques a $ 0,29 y el cemento a $ 6,85”. En el mismo lugar, el quintal de hierro tiene un valor de $ 55.

Ante la diferencia de precios, el maestro constructor Gabriel Plúas prefiere ir hasta un distribuidor de Disensa, ubicado en varios puntos de la ciudad. “Aquí me venden a precio y peso correctos”, afirmó.

En los locales que se encuentran  en la vía a Daule y en la Perimetral no siempre se despacha la cantidad del material que se paga.

Benito Armendáriz vive en el Guasmo y quiere enlucir las paredes de su casa, para ello necesitaba un metro cúbico de arena.

“Pero cuando fui al depósito que está en la entrada de Las Esclusas me estaban dando 12 sacos -de arena- en vez  de 25. Cuando reclamé, me dieron uno de ‘yapa’, pero no acepté y me fui a otro lugar”, denunció Benito, quien añadió que el metro de arena representa 30 sacos.

“La diferencia en los precios se debe al libre mercado, a la ley de la oferta y demanda, y especialmente al abuso de los locales informales”, aseguró Rafael Estrada, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Guayas, quien agregó que eso incide en valor final de las viviendas.

Estrada expresó que los materiales de construcción han registrado varios incrementos en lo que va del año, y puso como ejemplo que un 20% subió el hierro. En diciembre  pasó de $ 45  a $ 53, que es lo que vale actualmente.

El cemento, acotó,  ha registrado dos incrementos, el último del 3%. Estrada explicó que  el saco de ese producto en julio estaba valorado en $ 6,48, ahora está en   $ 6,69.

“El alza  se justifica por los impuestos que el Gobierno ha aplicado a las minas y canteras”, opinó.

Este criterio es compartido por José Centeno, presidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, quien agregó que los precios de los materiales de construcción se elevan cuando sube el cemento y el hierro, pero estos productos no tienen relación.

Roberto y Galo demandan a las autoridades más control a los locales, pero la inexistencia de una lista oficial dificulta el trabajo de la Intendencia.

Este medio de comunicación intentó contactarse con el intendente de Policía del Guayas, Julio Quiñónez, pero no fue posible; sin embargo,   el área de comunicación de la entidad informó que Julio Quiñónez sí ha realizado operativos.