La CTE y policía metropolitana realizaron controles

Miles de personas asistieron a cementerios (Galería)

La CTE y policía metropolitana realizaron controles
03 de noviembre de 2014 00:00

En los cementerios de Guayaquil ayer hubo afluencia de miles de personas para visitar a sus seres queridos al recordarse el Día de los Difuntos.

En los exteriores de los camposantos, Cementerio General, Ángel María Canals (suburbio) y Jardines de Esperanza, se percibía el movimiento pese a las restricciones que surgieron para los automotores en las calles aledañas.

Los miembros de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) se encargaron de controlar y desviar los vehículos para preservar la integridad de los peatones que transitaron por las avenidas Pedro Menéndez Gilbert, Assad Bucaram y Felipe Pezo.

De igual manera, personal de la Policía Metropolitana estuvo pendiente de que los comerciantes informales -que también hubo en gran número- se limitaran a las aceras y parte de la calzada.

Dentro de los cementerios también hubo movimiento comercial. En el Ángel María Canals, por ejemplo, músicos, pintores y sobadores ofrecían servicios y productos desde $ 2.

Los músicos en el cementerio Ángel María Canals (suburbio) cobraron hasta $ 5 por interpretar 3 melodías a elección de los solicitantes.

Catherine Aguilar, habitante del suburbio, alquiló una escalera por $ 0,50 para llegar hasta la tumba de su padre ubicada a seis niveles por encima del suelo.

La ciudadana calificó de positiva  que se hayan implementado escalinatas para acceder a las bóvedas más elevadas, “aunque igual toca alquilar escalera para llegar a donde quiero”.

En el Cementerio General, la asistencia fue masiva en la mayoría de las puertas de ingreso y varios corredores resultaron estrechos para que circularan las personas.

Incluso en el sector del cerro, donde solo se camina sobre tierra y piedras, hubo un gran movimiento. Gabriel Ochoa, habitante del Guasmo sur, acudió al sector para dar mantenimiento a la tumba de su progenitor. Para hacerlo más personal optó por pintarla y no pagarle a alguien más. “Si se tiene cómo, cuenta como un detalle más para papá”.

Mientras que, en Jardines de Esperanza, muchos se presentaron con el ánimo de escuchar la misa campal del arzobispo de Guayaquil, monseñor Antonio Arregui.

Cerca de las oficinas administrativas se desarrolló una exhibición para demostrar las costumbres con las que se recuerda en esta fecha a los fallecidos en China, Japón, India, Estados Unidos, Canadá y los países latinoamericanos.

En el cementerio Jardines de Esperanza, los visitantes estuvieron a la espera de una misa campal oficiada por Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil.

También se instalaron mesas de información, en donde se presentaron las facilidades de crédito que dan para adquirir una bóveda en el sector. En Jardines de Esperanza hubo una exhibición sobre costumbres luctuosas en otros países.  

Los camposantos registraron un alto movimiento comercial dentro y fuera. Los deudos también optaron por efectuar varios detalles para sus seres queridos fallecidos.

DATOS

El Cementerio General fue fundado oficialmente el 27 de abril de 1823 y es administrado por la Junta de Beneficiencia de Guayaquil desde 1888.

Hasta la fecha están sepultadas 490.000 personas, entre las cuales hay 18 expresidentes, 5 vicepresidentes, 15 próceres de la independencia y decenas de literatos, cantantes y deportistas.

El camposanto Ángel María Canals (suburbio) fue construido en 1966 y cuenta con 18.000 bóvedas con capacidad hasta 4 cuerpos.

El cementerio Jardines de Esperanza alberga entre sus difuntos más ilustres a los periodistas Fernando Artieda y Fausto Valdiviezo.

Las más leídas