El reclamo es por la permanente contaminación del Salado

MAE: "El estero sigue afectado por desechos"

- 04 de mayo de 2016 - 00:00
Una revisión del MAE determinó que 29 de 60 puntos del Estero no cumplen con el criterio de calidad de agua.
Foto: William Orellana / El Telégrafo

La cartera de Estado solicitó a la Asamblea que fiscalice la gestión ambiental del Municipio de Guayaquil.

El Ministerio del Ambiente (MAE) solicitó a la Asamblea Nacional que se inicie un procedimiento de fiscalización legislativa al manejo, funcionamiento y control ambiental del Municipio de Guayaquil, a la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapag) y a la concesionaria Interagua.

Daniel Ortega Pacheco, titular del MAE, envió el oficio (28 de abril) a Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional.

El ministro expone en el documento que se están incumpliendo normas y afectando los ecosistemas del Estero Salado y su área protegida. “(...) Se ha determinado la afectación a dicho ecosistema proveniente de una contaminación intensiva por descargas líquidas y desechos urbanos”, reza en el oficio N°  MAE-D-2016-009-O.

Precisamente, el 25 de febrero de 2016 el MAE dio a conocer el Informe Técnico N° PRESIS-2016-0. En este estudio se evidenciaron problemas en el estuario: tras el análisis en 64 puntos de aguas lluvias, en el sur de la urbe, se determinó que 52 puntos presentaban niveles de coliformes fecales fuera del límite permisible. El exceso superó hasta 100 veces la norma.

En Mapasingue Este, según la investigación, se halló contaminación con aguas servidas. “Aún es deficiente el alcantarillado”.

De igual manera, tras el monitoreo de 60 puntos, se encontró que 29 no cumplen con el criterio de calidad de agua para la preservación de la vida acuática y silvestre. “El parámetro que más incide es la materia flotante, que se encuentra en los tramos A, B, Palanqueado, Puerto Lisa, Las Ranas, Santa Ana, Puerto Hondo y Cobina”.

Por otra parte -de acuerdo con los análisis- existe poco oxígeno disuelto en las aguas de los tramos A, B, C, D, Las Ranas, Cobina y Puerto Hondo. “Esto quiere decir que en esos sectores existe la probabilidad de que no se observe vida acuática”.

Una de las conclusiones indica que solo el 8,33% de los puntos de monitoreos realizados, en 2015, cumplen con la normativa ambiental de calidad de aguas para fines recreativos.

La cartera de Estado indica que, con muestreos, investiga a los posibles responsables de la contaminación. Además, el 22 de marzo el MAE comenzó una auditoría a la acreditación ante el Sistema Único de Manejo Ambiental otorgada al Municipio de Guayaquil.

Actualmente, la Fiscalía Cuarta de Personas y Garantías lleva el proceso de investigación por presunto delito contra suelo a la Empresa Interagua (caso está relacionado con la tala de manglar dentro del proyecto de Sistema de Tratamiento de Aguas Residuales Domésticas Puerto Azul-Javier Salitral).

El alcalde Jaime Nebot afirmó en marzo que el Municipio es el que descontamina el Estero Salado. “Cada vez en mayor cantidad y calidad”.

Según él, durante 8 años de haber asumido las competencias del  alcantarillado se incorporaron al sistema 800.000 habitantes (de 2’350.915 residentes). De esa cantidad, 400.000 estaban en las zonas de influencia del brazo de mar. Ratificó que 40.000 no poseen el servicio. “Todavía hay una parte de los ciudadanos que debe cumplir con la obligación de conectarse a la red. No lo hace por la crisis, porque no quiere hacerlo o porque no comprende la necesidad”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: