Ecuador, 05 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La mayoría de empresas e instituciones cuenta con un comunicador que destaca las ventajas de la agrupación

Las Relaciones Públicas, una carrera con amplio terreno ganado en Ecuador

Las Relaciones Públicas, una carrera con amplio terreno ganado en Ecuador
Ilustración: El Telégrafo
17 de enero de 2016 - 00:00 - Diego Cuenca y Ricardo Martínez. Estudiantes de UCSG y Facso

Desde que comenzó como un campo profesional en Inglaterra en el siglo XVII hasta la actualidad, la misión de las relaciones públicas ha sido generar un vínculo entre la organización, la comunicación y los públicos relacionados.

En Ecuador, quienes se dedican a este oficio cada vez tienen más fuentes de trabajo. Para David Viteri Espín, relacionista público con 10 años de trayectoria, el  principal objetivo de esta profesión es fortalecer los vínculos con los distintos públicos; es decir, escuchándolos, informando y persuadiéndolos.

“Nuestro rol es vital, debido a que mediante el plan de comunicación podemos también aportar nuestros conocimientos de comunicadores activos, brindando ideas y generando actividades que nos permitan llegar a la ciudadanía. Ellos son quienes deben conocer nuestros servicios”, recalcó Viteri.

Ecuador cuenta con grandes agencias de relaciones públicas reconocidas a nivel internacional. Taktikee, Llorente & Cuenca, Grupo Enroke y Ccm Eventos son las más destacadas en el ámbito social, privado y gubernamental.

La empresa Ccm Eventos tiene 6 años de vida. Ahí se conoce que el rol del asesor comunicacional es fundamental para que una campaña que organice una ONG u organización política tenga éxito. Para ello se debe iniciar con la creación de un plan de trabajo basado en los siguientes pasos: Reconocer las fortalezas y debilidades de la institución. Saber cómo impactará en la sociedad; por lo tanto, se analiza el contenido (imagen, texto y mensaje).

Además, se requiere un plan para que ningún medio de comunicación quede al margen para llegar a las grandes masas de la comunidad.

Martha Pine, quien tiene 15 años ejerciendo las relaciones públicas en Guayaquil, a través de su agencia Maparp, dice que no se debe recurrir a la mentira para mostrar una buena imagen de la empresa. Ella considera importante cuidar la reputación y credibilidad de la compañía y del relacionista, por eso recomienda trabajar con una estrategia de comunicación en donde se expliquen los objetivos generales. Se debe cuidar la imagen de una empresa, la relación de la empresa con su entorno. Es común que el trabajo de un RR.PP. esté sujeto al trabajo de los periodistas, pero no siempre es así.

Sin embargo, la relación entre el relacionista y periodistas debe ser cuidada. Pine confirma que no siempre hay una buena relación con los periodistas, pero asegura que hay que saber cuidar los detalles. “Hay que darle un seguimiento, hay muchos relacionistas públicos que no lo hacen. Hay periodistas que son exigentes y les toca en el camino toparse con personas que no tienen la experiencia para poder sobrellevar una buena comunicación entre la empresa y el periodista”.

Según Sonia Yánez, magíster en Comunicación y Periodismo Digital en el país, se confunde relaciones públicas con comunicación organizacional como algo cosmético, algo que los hace ver bonitos, pero no lo ven como parte de la estrategia del negocio. “En Ecuador, al relacionista público lo tienen como un cargo operativo que ejecuta herramientas y acciones, pero no es alguien que se reúne con el gerente o el presidente de la empresa y que tiene poder de decisión o que le consultan ideas”.

Las mujeres tienen su espacio

Un dato curioso que se refleja en el medio es que el 71% de los relacionistas son de sexo femenino, y entre los dos géneros la edad promedio es de 25 a 35 años.
Los hombres siguen ocupando más puestos administrativos altos en las relaciones públicas.

La comunicadora social Elizabeth Peña, relacionista pública de la vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi, cree que las mujeres se destacan por su dedicación, habilidad, destreza y creatividad a la hora de desarrollar sus actividades; por lo tanto, esas cualidades llaman la atención en el ambiente laboral y hacen que se conviertan en excelentes relacionistas públicas.

“La percepción que tenemos las mujeres durante nuestro desenvolvimiento profesional ha permitido que alcancemos grandes niveles de trabajo en los últimos tiempos.
Si la imagen de una empresa ha decaído por distintos factores, los relacionistas públicos deben buscar diferentes métodos para optimizar la imagen o elaborar planes que vayan en alianza con los otros departamentos de la empresa para elevar el nivel de confianza”, añade Peña.

Sin embargo, Sonia Yánez dice que la gente en Ecuador piensa que un relacionista público debe caer bien, ser extrovertido, pero no se dan cuenta que el trabajo debe ser estratégico. No sirve de nada alguien carismático si no puede armar estrategias. “A nivel extranjero, los mayores especialistas en comunicación y relaciones públicas son hombres, porque las relaciones públicas siempre fueron vistas como una profesión de prestigio, poder y una asesoría a la alta directiva”.

En las escuelas de periodismo y en la carreras de comunicación es elevado el número de estudiantes que aspiran a desempeñarse como relacionistas públicos, así lo reconoce Érick Quiroz, quien labora en el Departamento de Comunicación Organizacional, de la Facultad de Comunicación Social (Facso) de la Universidad de Guayaquil. “La importancia que le dan los alumnos se debe a las necesidades que tienen las empresas”.

Los estudiantes en la materia de relaciones públicas aprenden a elaborar proyectos que involucran los saberes y conocimientos. “La obligación de nuestro departamento es el de socializar cualquier actividad por medio de las redes sociales”.

Además, al existir más empresas que medios de comunicación las relaciones públicas generan mayores fuentes de trabajo para los comunicadores. “Se trata de una actividad que demanda profesionales preparados para llegar a ese público objetivo que tiene toda empresa. En la actualidad, casi toda institución tiene un profesional en RR.PP.”. (I)

Contenido externo patrocinado