Vecinos pagan por un servicio que no reciben

30 de marzo de 2011 - 00:00

El sector de Mapasingue Oeste, en el noroeste de la ciudad, fue señalado en el informe de la Veeduría ciudadana del agua, que se presentó la semana anterior, como un barrio donde hay problemas de acceso al líquido vital y al alcantarillado. En las calles Quinta entre la Cuarta y Primera de este sector se constató esta situación.

Vecinos como Luis Eduardo Villa se quejan por pagar en la planilla un servicio que no reciben. “Se ha reclamado con oficios y escritos. Vienen los inspectores y me dicen que sí tengo porque estoy conectado al sistema de aguas lluvias, pero eso no es lícito. Es un alcantarillado artesanal y nos lo cobran. Queremos la red para pagar justamente”, cuenta el perjudicado.

El ciudadano sostiene que “los técnicos fueron a tomar fotos y realizaron visitas y no nos arreglaron nada”. Afirma que hace reclamos desde el 2007. “30 años tenemos esos canales, esas cañerías artesanales. Reclamamos, pero no nos escuchan. Reclamamos por no tener alcantarillado”, dice.

Luzmila Matamoros, otra de las vecinas que afirma ser afectada, dice que paga por el servicio de alcantarillado 12 dólares. “A nosotros nos cobran alcantarillado en las facturas. Aquí no hay”, reclama mientras enseña los cobros de diferentes planillas con cifras de $ 4, $ 7 y $ 11.

El departamento de Comunicación de la Empresa de Alcantarillado y Agua Potable de Guayaquil, Ecapag, sostuvo que irán a realizar inspecciones. Pero antes deben encontrar el sitio, pues en sus mapas no concuerdan. En esa etapa se encuentra el reclamo del alcantarillado.

Dos casos relacionados al agua

Juana Hurtado, de 76 años, y su esposo de 90, residen en el sector mencionado, que comprende las calles Quinta, Cuarta y Primera. Son una pareja de no videntes.

Sus ingresos, que no superan los $ 120 mensuales, provienen de una pensión que por concepto de riesgos de trabajo recibe el esposo de Juana.

Su hija, de 54 años, trabaja lavando ropa para obtener un ingreso. Hace un año la pareja no tiene agua corriente. El servicio les fue cortado por falta de pago.

“Ahora vivimos de la buena voluntad de los vecinos que nos regalan el agua”, se lamenta Juana.

Desde la Veeduría ciudadana del agua se especifica que no hay una tarifa especial para las personas con capacidades especiales en el servicio de agua.

A escasas cuadras, en la misma zona de la urbe,  vive Eduardo Jiménez, quien mostrando las planillas que ha guardado desde diciembre pasado sostiene que se le ha cobrado ese mes en dos ocasiones por el suministro de agua potable.

“En diciembre cancelé $ 45 por noviembre y diciembre. En enero me volvieron a cobrar diciembre”, habla enojado, señalando los espacios de la planillas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: