El puente Zig-Zag conectará espacios de arte y gastronomía

- 08 de mayo de 2018 - 00:00
Los trabajos se realizan en dos frentes; el que está del lado de la avenida Carlos Julio Arosemena servirá para alojar locales comerciales.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

”Plaza Guayarte” se denomina el proyecto que se construye entre las avenidas Kennedy y C. J. Arosemena. Los transeúntes tienen que tomar rutas alternas debido a los trabajos.

Unas planchas de zinc tapan, desde hace semanas, la visibilidad del parque lineal del estero Salado a la altura del paso peatonal de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil (UCSG) y el puente Zig-Zag que conduce a la avenida Kennedy.

En el sitio se retiraron esculturas como la Venus Valdivia, de la artista guayaquileña Yela Loffredo de Klein, y el monumento de Emilio Estrada Carmona. En su lugar, el Municipio de Guayaquil construyó estructuras cuadradas de hormigón, como si se fueran a colocar cubiles.

Los estudiantes de la UCSG son los que más extrañan el no poder transitar por el sitio, ampliamente usado para pasar hacia la av. Kennedy aunque nunca faltan aquellos que solían quedarse sentados cerca de las efigies para leer un libro o repasar notas para un examen.

Jenny Vera, estudiante de Ingeniería Civil, es una de las que siente intriga por lo que se realiza tras las planchas de zinc. No obstante, sí siente algo de molestia por tener que tomar otras rutas para llegar hasta Urdesa central, donde reside.

Hasta antes del cierre del parque lineal, Vera solía tomar el puente Zig-Zag para luego cruzar la av. Kennedy y llegar hasta su casa. “Me ha tocado dar la vuelta por la Universidad de Guayaquil... Es casi media hora más de caminata”, citó.

Mientras que por el lado del trayecto que conecta con la Plaza Rodolfo Baquerizo, también se percibe impaciencia. Personas como Enrique Suárez solían transitar ese espacio por las mañanas para retornar por la Universidad de Guayaquil con dirección hacia su domicilio en la ciudadela Bolivariana.

Era la ruta que improvisó desde que se inauguró el puente Zig-Zag hace casi seis años: Tungurahua, 9 de Octubre, Carlos Julio Arosemena, puente Zig-Zag, Kennedy y Delta. “Como quien dice, ahora me regreso por donde vine... Es algo aburrido pero qué le vamos a hacer”, manifestó Suárez.

Lo que el Municipio edifica en ese espacio del malecón del Salado es un sitio para fomentar el arte y la cultura, dentro del programa Guayarte, afirmó Carlos Limongi, coordinador general del proyecto.

El sitio se denominará “Plaza Guayarte” e incluirá dos partes: La que se construye del lado de la av. Carlos Julio Arosemena y otra que está en la av. Kennedy. Ambas estarán conectadas por el puente Zig-Zag.

En total, se construirán 61 contenedores (48 en la C. J. Arosemena y 13 en la Kennedy) que servirán para galerías, microteatro y otras actividades artísticas. También habrá cafeterías, boutiques, agencias bancarias, entre otro tipo de locales.

El terreno que está en la av. Kennedy (1.300 m²) fue cedido en comodato por la Universidad de Guayaquil -por un periodo de 50 años- y servirá para levantar una plaza gastronómica.

Mientras que el espacio de la C. J. Arosemena servirá para presentaciones artísticas. “Nuestra intención es que, por lo menos, existan cuatro presentaciones por semana”, dijo Limongi.

Sobre los locales comerciales, puntualizó que no se tratará de franquicias reconocidas sino de emprendimientos de microempresarios. Las condiciones para asignar los espacios se determinarán mediante una ordenanza que será debatida por el Concejo Cantonal durante este mes. La inauguración de la obra está prevista para octubre de este año. (I)

Infraestructura
Apertura de pasarela
El puente Zig-Zag fue cruzado por primera vez el 1 de Julio de 2012 como parte del proceso de regeneración urbana. Es un paso peatonal metálico de 220 m de longitud, construido por el Consorcio Torres Veloz a un costo de $ 2,6 millones.

61 contenedores se construirán en la Plaza Guayarte, de los cuales, 48 estarán del lado de  la C. J. Arosemena.

Inversión en parque lineal
El parque lineal del estero Salado fue inaugurado en 2004 y tuvo un costo aproximado de  $  1,8 millones. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: