Obras inconclusas, el mayor problema de la vía a la Costa

- 11 de diciembre de 2017 - 00:00
Habitantes de Porto Alegre se quejan por la actividad de una cantera en el km 13, de la vía a la Costa, que opera cerca del cerro Bototillo.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

La falta de pavimentación e instalaciones para tratamiento de desechos son parte de las observaciones. El comité del sector prevé una reunión el miércoles 13 de diciembre.

Los habitantes de las urbanizaciones de la vía a la Costa difieren en cuanto a la expectativa de la reunión que mantuvieron 4 representantes de este sector con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, el miércoles 6 de diciembre anterior.

En el encuentro, el burgomaestre -acompañado de otros funcionarios municipales- conocieron los problemas de la zona en cuanto a vialidad, ambiente y seguridad ciudadana.

Para unos -especialmente para los presidentes de comités-, el encuentro fue productivo. Otros, en cambio, aplican la de “ver para creer”... Y es que tienen años esperando por servicios y respuestas por parte del Cabildo y las constructoras de las diferentes urbanizaciones.

En el sector de Terra Nostra, por ejemplo, existe una vía que tiene aproximadamente una década sin terminar pese a que la mayor parte de las etapas están finalizadas y habitadas.

Carla Pérez tiene 9 años en la etapa Mallorca y desde que llegó notó todos los servicios que faltaban. “Al principio no dijimos nada porque entendíamos que recién se estaba construyendo la urbanización”.

Sin embargo, tras el paso de casi una década, empezaron los cuestionamientos a la constructora Etinar, responsable del proyecto habitacional. Incluso, el año pasado, los habitantes de Terra Nostra optaron por colocar una demanda en la Defensoría del Pueblo que resultó favorable.

Pese a ello, las obras permanecen inconclusas. Pérez tiene altas expectativas de los acercamientos con la Alcaldía y la Gobernación de Guayas. “Si no pueden dar los servicios, por lo menos que exijan a los responsables”, sostiene.

Otros, como Enrique Espinosa, también de Terra Nostra, tienen sus dudas respecto de los resultados de los diálogos. Afirmó que existen predios que fueron vendidos hace años pero aún no los terminan y considera que el grupo que se reunió con los funcionarios municipales no conoce a profundidad los problemas de las urbanizaciones.

Si bien el Cabildo, admite, no es responsable por las obras inconclusas de las constructoras, “sí tiene responsabilidad en hacer que esas empresas cumplan con lo aprobado por el mismo Municipio”.

Con este criterio coincide Fabricio López, presidente del comité de propietarios en el conjunto Mallorca. Sobre la vía sin terminar, afirma, “la construye Construprint, del ingeniero (José) Maquiavelo”.

Acotó que han tenido acercamientos con un representante de la constructora a quien le expusieron las necesidades, pero no han tenido resultados. “Con él hemos hablado sobre las luminarias dañadas y la terminación de la avenida... No sé si están esperando a que la gente se enoje y haga un plantón”.

En la urbanización Porto Alegre, en cambio, la queja es por la cercanía con una cantera ubicada en el km 13, al pie del cerro Bototillo. En el sitio, todos los días, se escuchan detonaciones.

Mónica Echeverría, habitante del sector, no entiende las razones por las que el Municipio renovó los permisos para la empresa que trabaja pegada a una zona urbanizada. “Claro que existe una ordenanza que lo prohíbe pero hasta aquí, es letra muerta”.

Según personas consultadas, la mayoría de las zonas habitadas tienen alguna obra inconclusa: Planta de tratamiento de aguas servidas, centro de acopio para la basura, vías, entre otras.

Para el grupo que se reunió con el alcalde Nebot, la apertura fue productiva y se espera mucho en cuanto a resultados de las propuestas presentadas, expresó Guillermo Ayala, presidente de la comisión que aglutina a las urbanizaciones de la vía a la Costa.

Acotó que también se estableció el alcance de las competencias municipales.

Entre las solicitudes estuvo la contaminación que generan las canteras y empacadoras de camarón de la zona. “De esto se encargaría la Dirección de Ambiente”.

También se planteó que el carril de servicio se una con la vía Perimetral. El tramo que existe entre ambos puntos es utilizado como parqueadero y basurero.

Sobre los requerimientos de otras urbanizaciones, conocidas por EL TELÉGRAFO, Ayala manifestó que para enterarse sobre las necesidades puntuales de cada sector, se tiene previsto convocar a una reunión el 13 de diciembre.

Al miércoles siguiente, se espera la visita de los titulares de varias direcciones municipales. En esta jornada, los vecinos de la vía a la Costa harán otros planteamientos sobre obras inconclusas. (I)

El miércoles pasado, el alcalde Jaime Nebot se reunió con habitantes de la vía a la Costa y directores de distintos departamentos municipales. Foto: David Guerrero / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: