Un lote se arregla para dragado de El Palmar

- 17 de diciembre de 2018 - 00:00
El proyecto de dragado de los alrededores de El Palmar inició en 2013 con la firma de un convenio entre la Prefectura del Guayas y la Senagua.
Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

En una superficie de aproximadamente 300 hectáreas se depositarán, al menos, 5.000 metros cúbicos de sedimentos; allí se construirán viviendas.

En la tarde del viernes 14 de diciembre la Prefectura de Guayas inició los trabajos de habilitación de los terrenos aledaños a Peñón del Río (cantón Durán), donde se depositará el sedimento que se extraerá de los alrededores del islote El Palmar, en el río Guayas.

En la zona se estima que se depositarán 4,5 millones de metros cúbicos (m3) que se extraerán del canal entre La Puntilla y El Palmar.

Esta obra comenzó posterior a la conclusión de los estudios topográficos, de batimetría, geotecnia, geofísica e hidrología; además, de la instalación del campamento y limpieza de canales de drenaje en los esteros Las Alfajoras, en Durán.

El director del Servicio Nacional de Dragas de la Armada, capitán Carlos Ruales, explicó que a mediados de año se efectuó un escaneo del fondo submarino.

Este trabajo tuvo como finalidad observar el trazado exacto por donde se enviará la tubería en su tramo por debajo del agua.

El ingeniero Nicasio Lucín, responsable de la obra, expresó que la primera celda, cuyos muros se levantan, permitirá depositar unos 5.000 m3 de los 4,5 millones de m3 que se extraerán.

Agregó  que se utilizan tres motoniveladoras, tres tractores, dos rodillos, cinco volquetas y tanqueros, para concluir el trabajo en tres meses.

Nicanor Moscoso, director de Riego, Drenaje y Dragas de la Prefectura, señaló que la zona recibirá el relleno hidráulico de aproximadamente 300 hectáreas.

El sector será destinado a construir el plan habitacional Casa para Todos, del Gobierno Nacional. “Son terrenos que fueron determinados por el Municipio de Durán. Es un sector que está cerca de servicios básicos y no está habitado, por eso no será necesario destruir casas ni se tiene que expropiar”, aseguró Moscoso.

Por otra parte, un equipo de Fiscalización de la obra se presentó en el sitio para verificar el cumplimiento de las normativas necesarias para que el trabajo se desarrolle con normalidad.

Con la firma de un convenio entre la Prefectura y la Secretaría Nacional del Agua (Senagua), en 2013, arrancó el proyecto de El Palmar.

La licitación de la segunda fase de la obra, que incluye la extracción del sedimento en la zona adyacente al islote, tuvo tropiezos, primero, un proceso declarado desierto (2016) y otro, terminado unilateralmente por la Prefectura por incumplimiento de contrato (2017). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: