Indignación en Ceibos Norte por agresión de residentes a guardias

- 07 de agosto de 2018 - 08:03
En la garita en donde se produjo la brutal agresión aún lucen vidrios rotos.
Foto: William Orellana/El Telégrafo

De lejos aparentemente todo está normal, la fila de carros avanza lentamente para ingresar a la urbanización Las Cumbres, en Los Ceibos, norte de Guayaquil. Sin embargo, al acercarse aparecen las señales del brutal ataque contra los guardias de la garita, ocurrido aproximadamente a las 16:00 del domingo 5 de agosto.

Una ventana de la garita permanece quebrada. Y las voces de indignación de los habitantes se levantan a medida que pasan en sus carros. “Hagan los reportajes, denuncien”, dicen quienes llegan a sus hogares en la urbanización. Y todos coinciden en el mensaje a los guardias que la tarde del lunes 6 de agosto llegaron para reemplazar a los agredidos: “Los apoyamos, estamos con ustedes”.

Un video grabado por una cámara de seguridad fue el detonante cuando se viralizó por las redes sociales. En las imágenes se observa a tres personas que se abalanzan sobre los dos hombres que fungían como guardias y controlaban el paso de vehículos. Los golpean con puños y puntapiés, luego uno de ellos agarra un tolete, al parecer, perteneciente al personal de seguridad, y les pega con él.

Además, toman las sillas y con ellas también los golpean. Y al final, uno de los agresores toma un ventilador y con este ataca a uno de los guardias que ya está en el suelo.

¿Qué generó la agresión? Según versiones, uno de los atacantes, residente en la ciudadela Ceibos Norte, quiso ingresar por la entrada de residentes en la garita de Las Cumbres. Sin embargo, su tarjeta no funcionó para levantar la pluma.

Al parecer, el guardia se negó a dejarlo entrar por ahí y el hombre tuvo que hacerlo como visitante. Minutos después regresó con dos acompañantes para atacar al personal de seguridad.

La administración de Las Cumbres llevó a los guardias a la Fiscalía para la respectiva denuncia. Sin embargo, según trascendió a través de las redes sociales, se determinó que lo ocurrido es solo una contravención pues las lesiones sufridas, según el médico legista, no fueron mayores.

EL TELÉGRAFO acudió a la ciudadela pero no encontró a los administradores. Sin embargo, varios moradores expresaron su rechazo a la agresión y mostraron su respaldo a los guardias.

En la ciudadela se está convocando a una reunión de moradores para tomar medidas tras lo sucedido. La fecha está por definir. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: