Ecuador, 08 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El ente estatal recomienda la reubicación inmediata de las familias

La Secretaría de Riesgos advierte posible colapso de casas del Estero (Galería)

El aguaje, que hubo entre el domingo y miércoles, originó que el agua ingresara a las casas de la calle 17. Foto: William Orellana / El Telégrafo
El aguaje, que hubo entre el domingo y miércoles, originó que el agua ingresara a las casas de la calle 17. Foto: William Orellana / El Telégrafo
18 de julio de 2014 - 00:00 - Redacción Guayaquil

La coordinación zonal 5 de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) recomienda la reubicación, lo antes posible, de las familias que viven en la orilla del Estero Salado, a la altura de la calle 17.

Personal de la entidad visitó el sector del suburbio, en días pasados, y realizó un levantamiento de datos sobre el lugar afectado por un “aguaje máximo” que provocó que el agua ingresara a las viviendas.

Según la coordinación zonal 5 de la SGR, las viviendas de la zona se encuentran adosadas y “están edificadas sobre un material de relleno expansivo”. Es decir que los inmuebles están sostenidos por pilares, los cuales están ubicados, sobre compuestos de cemento y piedras, dentro del estuario.

Para la SGR, eso ha provocado desniveles en algunas casas y grietas en las paredes. “Existe el riesgo de que colapsen varias infraestructuras”, informó mediante un comunicado oficial.

El ente estatal destacó que la mayoría de las estructuras es mixta (hormigón y madera) y los materiales de construcción ceden por la presencia de la sal propia del Estero Salado. “Van perdiendo sus propiedades físicas, como la resistencia”.

El informe concluye que son altas las posibilidades de inundación por aguajes o lluvias fuertes en estos sectores.

Por otra parte, los habitantes del sector añadieron que el alcantarillado sanitario colapsó en esta semana.
Otro evento similar se presentó en mayo pasado, cuando una precipitación coincidió con un aguaje.

Ramón Abreu, que reside hace  20 años en el callejón Sucre,  afirmó que este tipo de situaciones se repite 4 veces al año. Él consideró que la situación en los últimos días fue peor, porque el nivel del agua subió a 5 metros cuando antes no pasaba de los 4 metros.

El alcantarillado, aseguró, tiene problemas en cada invierno debido a que los tubos de desfogue están ubicados casi al nivel del estero. En estos días los ductos están cubiertos completamente por el agua.

El inconveniente es similar incluso varias cuadras hacia el oeste desde la calle 17. En la 24 y Medardo Ángel Silva, por ejemplo, el desfogue del agua lluvia es nulo durante los aguajes, manifestó Elena Coronel, quien habita 50 años en el sitio.

No obstante, el vecino observó que algunos moradores también son responsables de la situación, ya que no se preocupan por la limpieza de los sumideros.

En la intersección señalada, de las 4 rejillas que hay, solo la que está al pie de la vivienda de Coronel se mantiene limpia. “En mayo pasado, el agua llegó hasta mi casa”, recordó.

La coordinación zonal 5 de la SGR recomendó al Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) que  informe, a las familias que viven cerca del Estero Salado, sobre los días de aguaje.

La propuesta busca prevenir a los moradores para que puedan salvaguardar sus enseres, “pero sobre todo su integridad”, citó en el informe.

Por su parte, el alcalde de Guayaquil, en su último enlace radial, ofreció la reubicación de las familias de las casas que no puedan ser reparadas.  

También, informó que se hará una inspección sobre las condiciones de las viviendas para determinar si deben ser desmontadas.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media