Nueva explosión se registra en la Universidad de Guayaquil

- 22 de agosto de 2019 - 21:27
Personal policial resguardó la zona de la explosión.
Foto: Juan Carlos Holguín | et

La Universidad de Guayaquil sufrió, la noche del jueves 22 de agosto de 2019, su sexto atentado en lo que va del año al registrarse una nueva explosión a las 20:20 en un corredor detrás del edificio del Rectorado.

La detonación causó un agujero en el suelo y destruyó los ventanales de las estructuras cercanas, donde funciona un comedor.

Personal del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, la Policía Nacional y la ATM arribaron al lugar del estruendo en medio de grupos de estudiantes, docentes y trabajadores que se juntaron en los alrededores del área del estallido. 

La alcaldesa Cynthia Viteri manifestó en su cuenta de Twitter que afortunadamente no existen personas heridas y el alumnado ha sido evacuado por razones de seguridad.

Así también, Viteri expresó que "condenamos la violencia y nos comprometemos a que el orden y la tranquilidad vuelvan a la comunidad universitaria".

Expertos antiexplosivos del GIR inspeccionaron el sitio. El coronel Carlos Mera, comandante policial subrogante del Distrito Metropolitano de Guayaquil, confirmó que solo hubo daños materiales en los ventanales  y en una alcantarilla, que es donde presuntamente fue instalado el artefacto . "No hay víctimas en esta explosión. Las unidades de Inteligencia están recogiendo indicios".

Señaló además que el tipo de explosivo utilizado podría ser el mismo de los anteriores atentados. La Policía se reunió con el jefe de seguridad de la alma mater para coordinar medidas respecto a los ingresos y otros temas correspondientes a la ciudadela universitaria. 

La detonación causó destrozos en ventanales. Solo hubo daños materiales. Foto tomada del Twitter @KeylaSalazarA

La Universidad emitió un comunicado poco antes de medianoche. En el documento, las directivas condenan este "nuevo atentado terrorista e instamos a dar información que ayude a dar con los posibles autores de este criminal ataque". 

Anuncian además que la asistencia a clases en el campus se desarrollará con normalidad. Solo en el edificio principal la atención se reanudará a partir de las 11:00, "una vez terminadas las inspecciones correspondientes y la limpieza de escombros". 

Antecedentes

En febrero y marzo de 2019 los dos primeros estampidos con elementos de fabricación casera causaron afectaciones superficiales.

Luego, el 7 y el 29  de mayo de 2019 la institución académica sufrió atentados explosivos. En el tercero, una detonación destruyó e incendió el vehículo de un docente en el parqueadero de la Facultad de Educación Física. El cuarto se produjo en el parqueadero de la Facultad de Medicina y produjo daños a dos vehículos, uno de los cuales pertenecía a la Secretaria de la Facultad.

El quinto fue el 1 de agosto de 2019 cuando una bomba fue puesta en una de las paredes externas de la biblioteca de Medicina. En aquella ocasión hubo afectaciones en las aulas y laboratorios de la Escuela de Enfermería.

El martes 22 de agosto de 2019, el rector Roberto Passailaigue declaró que todavía no hay resultados de las investigaciones de los anteriores ofensivas; no obstante, aseguró que una pronta alianza público-privada permitiría emprender el plan de seguridad en el espacio universitario. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: