EN COLTA, FAMILIAS SALDRÁN DE UNA ZONA DE RIESGO

Entes científicos advierten la posible presencia de La Niña

- 06 de mayo de 2016 - 00:00
El fenómeno El Niño que se presentó en el país fue de baja intensidad. Las lluvias que causaron deslaves, como el de Colta, se dieron por el invierno.
Foto: Elizabeth Maggi/ El Telégrafo

El fenómeno se manifiesta con la ausencia de lluvias debido a bajas temperaturas del mar.

Las condiciones oceanográficas en el Pacífico indican que durante el segundo semestre de 2016 puede presentarse el fenómeno La Niña, según el reciente informe del Estudio Regional del Fenómeno El Niño (Erfen).

La entidad cita al Bureau Meteorológico Australiano y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) de EE.UU. como referentes de la posibilidad de una estación más seca de lo normal.

A diferencia de El Niño -caracterizado por la presencia de lluvias de baja y mediana intensidad-, La Niña se manifiesta con la ausencia de precipitaciones debido a las bajas temperaturas en la superficie marítima, explicó Humberto Gómez, presidente del comité Erfen.

Sin embargo, aún no se prevé mayor afectación a la pesca artesanal. Si las condiciones oceanográficas se mantienen se espera mayor disponibilidad de peces pelágicos pequeños y camarón.

Por otra parte, alrededor de 25 familias de la comunidad Guangopud, del cantón Colta, podrían ser reubicadas, debido a que sus viviendas se asientan en una zona proclive a deslaves. Uno de ellos terminó con la vida de dos niñas y un bebé de 5 meses.

El pasado 15 de abril los pobladores de la comunidad se levantaron entre gritos de auxilio de uno de sus vecinos. Las fuertes lluvias que se presentaron en la zona alta formaron una represa que colapsó causando un deslave, el cual arrastró dos viviendas y causó afectaciones en otras.

Un informe de las autoridades locales reveló que la zona es altamente proclive a deslizamientos, por lo que no se recomienda que la gente siga habitando la comunidad. Por ello se establecerá una socialización con los moradores para que decidan salir por voluntad propia de sus viviendas.

Las familias afectadas recibieron atención del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES); además, dentro del programa de reubicación, se otorga a las personas un bono de $ 13.500 que sirve para la construcción de viviendas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP