Ecuador, 24 de Febrero de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

En los operativos, la atm revisa que las unidades tengan el RUAT

En Guayaquil, el servicio de los buses no mejora pese a nueva tarifa

Los operativos de control a cargo de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) no llegan hasta el interior de las unidades, donde los pasajeros se movilizan en condiciones precarias.
Los operativos de control a cargo de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) no llegan hasta el interior de las unidades, donde los pasajeros se movilizan en condiciones precarias.
Foto: José Morán / El Telégrafo
03 de septiembre de 2016 - 00:00 - Redacción Guayaquil

Fernando Yánez, de 33 años, observó pacientemente a 2 estudiantes de colegio que estaban sentadas en los asientos amarillos de un bus de la línea 137 pese a que cerca de ellas había una persona de la tercera edad. Por un lapso de 5 minutos, el ciudadano esperó que las jóvenes cedieran el asiento, pero no ocurrió.

El letrero que indica la exclusividad del espacio para adultos mayores, personas con discapacidad y mujeres embarazadas estaba semioculto. “Eso no es excusa, no creo que a estas alturas no se sepa para qué son los asientos amarillos”, reprochó el ciudadano.

En el segundo día de vigencia de la nueva tarifa ($ 0,30), los usuarios no están convencidos de que el servicio de transporte urbano haya mejorado. En algunas unidades es notorio el cambio en cuanto a espacio para personas que viajan paradas, el buen estado de los asientos o barandas, pero las irregularidades en el trato al pasajero y de las normas de tránsito se mantienen.

Entre ellas, el asiento al lado del chofer, los rótulos que obstaculicen la visibilidad en los parabrisas, circular con las puertas abiertas, la compuerta del motor levantada y recoger y dejar pasajeros con el bus en movimiento.

Una de las mayores preocupaciones ciudadanas es que ninguna de las unidades presenta condiciones de accesibilidad para personas con discapacidad. Incluso, aquellos que logran subir deben lidiar con el marcador de ingreso que obstaculiza el paso a quienes se movilizan con muletas o bastón.

Para Bethsabé Pilaloa, presidenta de la Asociación de Hemipléjicos, Parapléjicos y Cuadripléjicos de Guayas (Asopléjica), la falta de acceso es una tarea pendiente.

La norma INEN 2205, en la que se rige el estatuto técnico de la ATM, establece la implementación de rampas. “Las autoridades han ofrecido resolver el tema a la brevedad posible”. La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) continuó ayer los operativos de control.

Hasta el mediodía del viernes fueron retenidos 17 buses que no contaban con el Registro Único de la Autoridad de Tránsito (RUAT).

El comandante de la ATM, Luis Lalama, estuvo presente en los controles y advirtió a los conductores por las anomalías encontradas, según registraron noticiarios locales.

Sin embargo, no se ha dado información respecto a porqué los buses convencionales y alimentadores de la Metrovía circulan con la compuerta del motor levantada, lo cual fue registrado gráficamente por este diario.

Se intentó hablar con autoridades de la ATM desde el martes pasado, pero el Departamento de Comunicación de la entidad no ha facilitado el contacto.

El artículo 18 de la Constitución garantiza el libre acceso “a la información generada en entidades públicas, o en las privadas que manejen fondos del Estado o realicen funciones públicas”.

El martes pasado se acudió a las instalaciones de la ATM para buscar datos sobre el censo. Orlando Murillo, jefe del Departamento de Comunicación, afirmó que nadie estaba disponible.

Un periodista de este diario dejó datos para que se comunique sobre la realización de una rueda de prensa con respecto al tema. La conferencia se dio, pero la invitación no llegó. (I)

Contenido externo patrocinado