Vicente Rocafuerte, el guayaquileño ilustre que inspiró a Juan Montalvo

- 11 de octubre de 2020 - 00:00
El escritor reflexiona sobre su obra que habla de uno de los personajes más emblemáticos de la Perla del Pácífico.
Archivo / EL TELÉGRAFO

Rocafuerte abordó un papel en la construcción de los Estados Americanos, en las nuevas naciones que se convirtieron después en el desmembramiento del imperio colonial español.

Cuando el escritor ambateño Juan Montalvo era niño, apareció el expresidente Vicente Rocafuerte.
El exmandatario visitó su escuela de forma sorpresiva; llegó con sus sirvientes y su séquito. Pero en lugar de ir a que le rindan honores, prefirió visitar el plantel.

Ahí fue cuando uno de los mejores ensayistas y novelistas ecuatorianos, conoció al segundo presidente de la República.

Esa es una anécdota que conoció el escritor cubano Alejandro Quereteja, cuando investigaba sobre la vida y obra de Juan Montalvo. Este hecho, solo sirvió para despertar la curiosidad sobre la trayectoria del exmandatario, que la plasmó en su obra "Vicente Rocafuerte / Grandes Biografías del Bicentenario".

screenshot_20201007_211525

Rocafuerte, nacido en Guayaquil el 1 de mayo de 1783 y fallecido en Lima (Perú) el 16 de mayo de 1847, fue presidente entre el 8 de agosto de 1835 y el 31 de enero de 1839.

En su obra, Quereteja fue más allá de relatar como un mandatario ecuatoriano tomo en sus manos el destino del país. Lo que le interesó a este escritor cubano fue resaltar la importancia de Guayaquil en la cultura ecuatoriana. "Los novelistas, poetas, ensayistas que han aportado a la cultura nacional", expresó el escritor a propósito del Bicentenario de Guayaquil.

"Doscientos años de la declaratoria de Independencia de Guayaquil constituye un patrimonio de todos los ecuatorianos", reflexionó.

Recordó que Rocafuerte abordó un papel en la construcción de los Estados Americanos, en las nuevas naciones que se convirtieron después en el desmembramiento del imperio colonial español.

Además de desempeñarse como diplomático en México e Inglaterra, Rocafuerte escribió dos ensayos decisivos y pioneros sobre la tolerancia religiosa y otro sobre la organización de las cárceles.

En Londres, junto con la Sociedad Religiosa de los Amigos o Iglesia de los Amigos (conocida como los cuáqueros) visitó las cárceles y ayudó al sistema penitenciario de ese entonces que pretendía ser más educativo que sancionador. "Rocafuerte fue un pionero en la idea de que el preso era muy importante en los instrumentos de la educación y su formación espiritual", añadió.

Este ilustre Guayaquileño también llegó a La Habana (Cuba) en donde fue el iniciador de la llamada Conspiración de los Soles y Rayos de Bolívar, para crear una Federación de Estados Masónicos en el Caribe.
Los aportes de Rocafuerte durante su Gobierno fueron muy importantes, ya que Rocafuerte fue un revolucionario en aspectos de la economía, la sociedad y la propia cultura.

“Yo estoy admirado de la labor de este hombre que sentó las bases del liberalismo ecuatoriano y al mismo tiempo de lo que sería el Estado Laico”, concluyó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP