Forsberg guía a Suecia a los cuartos de final

- 03 de julio de 2018 - 10:56
Foto: AFP

El centrocampista Emil Forsberg guió a la selección de Suecia a los cuartos de final con un afortunado tanto ante Suiza (1-0) que pone al conjunto escandinavo entre los ocho mejores equipos del Mundial Rusia 2018.  

El jugador del Leipzig alemán, el futbolista con más calidad de esta selección, que llegó al regatearse literalmente hasta al árbitro durante la segunda mitad, encontró el camino -con la ayuda involuntaria del central suizo Manuel Akanji, que desvió su disparo-, para que los “vikingos” suecos vuelvan a cuartos.

La generación del bloque, la que ya no cuenta con su gran estrella Zlatan Ibrahimovic, estará donde no lo hacía desde hace 24 años, desde la mágica generación de Estados Unidos de los Tomas Brolin, Henrik Larsson o Thomas Ravelli, que fue tercera del mundo en 1994.

Suecia regresa a cuartos de final, 24 años después de su última participación, en EE.UU. 1994, cuando acabó el torneo como tercera. Ahora podrá optar a colocarse entre los cuatro mejores equipos del mundo si supera su próximo cruce, algo que ya ha logrado en cuatro ocasiones.

Las tres primeras fueron en los albores de la competición: en Francia 1938 fue cuarto con el llamado “equipo de acero” que anotó un 8-0 a Cuba, pero cayó en semifinales con Brasil 4-2; en 1950 el equipo campeón olímpico en 1948 volvió a toparse con la Canarinha (7-1), pero derrotó a España (3-1) para ser tercera.

Ocho años después, en la Copa del Mundo organizada en su propio país, con varios supervivientes de 1948 y 1950, encabezados por el trío “Gre-No-Li” del Milán, formado por Gunnar Gren, Gunnar Nordahl y Nils Liedholm, Suecia se plantó en la final, de nuevo contra Brasil.

Liedholm adelantó a los suecos, pero los dobletes de Pelé y Vavá confirmaron el título para la Canarinha.

Tras esos momentos vibrantes, Suecia pasó casi cuatro décadas de travesía en el desierto y doce años sin Mundial (de Argentina 1978 a Italia 1990), hasta que en Estados Unidos 1994 la generación liderada por el delantero Tomas Brolin y el portero Thomas Ravelli se plantó en semifinales contra la Brasil de Romario, Raí y Bebeto. De nuevo la Verdeamarelha les dejó fuera, con un 1-0.

Desde entonces, han sumado dos octavos de final, en Corea del Sur y Japón 2002 y Alemania 2006, en ambos eliminados, y doce años sin acudir a un Mundial, hasta Rusia 2018.   

El triunfo de ayer ante Suiza estuvo cimentado en la solidez y la sorpresa, la que había construido desde la fase de grupos, donde, pese a perder, le dio batalla a Alemania  (solo Toni Kroos pudo rescatar los tres puntos en el descuento), venció a Corea del Sur y goleó a México.   

También lo había hecho Suiza, que venía de sorprender con un empate a la poderosa Brasil de Neymar y una remontada a Serbia con tantos de sus polémicas “águilas”, Granit Xhaka y Shaqiri.

El conjunto sueco se presentó en San Petersburgo con el equipo previsto, con la obligada sustitución del sancionado Sebastian Larsson por Gustav Svensson en la medular; mientras que Suiza también tuvo que reemplazar por las tarjetas a su capitán Michael Lichtsteiner y al central Fabian Schaer por Michael Lang y Johan Djourou, y optó por Josip Drmic como delantero.  

Los helvéticos se quedaron con 10 hombres a pocos segundos del final, por la expulsión de Lang, que derribó a Martin Olsson justo antes de pisar el área. En esa acción, el árbitro concedió penal antes de revisar la jugada por el video y decretar tiro libre.

Suecia, que llegó al Mundial tras eliminar sorprendentemente a Italia en el repechaje europeo, tratará de  meterse entre los cuatro mejores por quinta vez en su historia. (I)

 (Mira el gol)

Alineaciones: 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP