Mbappé, Modric, De Bruyne, Hazard y otros ejemplos a seguir

- 09 de julio de 2018 - 00:00

En Ecuador existe la materia prima para elaborar grandes jugadores, pero algunos factores propios de nuestro fútbol lo evitan. Los talentos innatos aparecen por los clubes pasados los 16 años para implorar por una prueba que a veces no pasa de 15 minutos. “Ni me vieron”, cuentan algunos adolescentes después de intervenir en una práctica. Ejemplos: Énner Valencia apareció en Emelec a los 18 años y Carlos Tenorio llegó a Liga (Q) a los 21.

¿Se imaginan si ambos hubiesen llegado a las categorías menores de los clubes antes mencionados? Claro está, que si no existe la infraestructura, la inversión y  profesionales realmente capacitados para enseñarles fundamentos, valores, y la teoría del fútbol desde pequeños, el crecimiento no será tan apto como exige el balompié profesional en la actualidad.

El problema no está tanto en la cuchara sino en la olla, es hora de copiar de alguno o algunos procesos de las selecciones que llegaron lejos en el Mundial de Rusia 2018. Tanto Ecuador como otros países sudamericanos, excepto Colombia, Uruguay y Chile -pese a que quedó fuera del torneo- deben tomar nota de las metodologías utilizadas en Europa y apuntar a procesos de mediano y largo plazo que no sean interrumpidos por la exigencia de los resultadistas.

Acá también queremos ver jugadores “tricolores” de la talla de Mbappé, Modric, De Bruyne, Hazard, Griezmann... La lista es larga. Es hora de trabajar para soñar, al menos, con la conquista de una Copa América, que por ahora es una utopía. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: