Liga de Quito mantiene la base con la que alcanzó el título

- 10 de enero de 2019 - 00:00
Los jugadores de Liga de Quito durante la segunda práctica de pretemporada, en el complejo de Pomasqui.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

El campeón ecuatoriano no pudo retener a Fernando Guerrero, uno de los destacados de 2018. Hasta el momento fichó a cinco jugadores para la temporada 2019.

Liga de Quito prepara la temporada 2019, en la que jugará el campeonato nacional, la Copa Libertadores de América y la Copa Ecuador. Por la triple competencia, el club pretende mantener la base y reforzarse en puestos claves.

De los futbolistas que jugaron con mayor regularidad y que consiguieron el campeonato, solo Fernando Guerrero dejó el equipo y fichó por Emelec.

Antes de que termine el certamen, la directiva decidió no continuar con el uruguayo Gastón Rodríguez por desacuerdos con el DT y luego no hicieron efectiva la opción de compra por Jonathan Borja, que regresó a El Nacional.

El resto del equipo se mantiene y es algo que tiene satisfecho a Pablo Repetto. Sin embargo, el entrenador apuntó que es consciente de que con el mercado de pases abierto, algún jugador podría dejar el equipo.

“Si es bueno para el futbolista y para el equipo, ahí se nos podría ir alguno. No estamos obsesionados con fichar, pero si se nos va algún jugador, ahí nos moveríamos”, dijo el uruguayo.

Por ahora, los “albos” han contratado a cuatro futbolistas ecuatorianos y a un extranjero. Roberto Garcés y Adolfo Muñoz, ambos provenientes de El Nacional; Andrés Chicaiza, de Delfín, y José Luis Cazares, de Macará, se sumaron a la plantilla.

El primer foráneo que llegó es el uruguayo Carlos Rodríguez, que juega como defensa central y su último equipo fue Peñarol de su país.

También logró renovaciones importantes; la más esperada fue la del arquero argentino Adrián Gabbarini y posteriormente se confirmó la continuidad de Jefferson Orejuela. Sus derechos deportivos pertenecen a Fluminense de Brasil y recibieron otras ofertas por él, pero lograron que se mantenga.

También se quedarán Horacio Salaberry, Hernán Pellerano, Cristian Cruz y Édison Realpe. El resto de la plantilla tiene contratos vigentes, por lo que el equipo está prácticamente armado.

“Sabíamos que al lograr algo importante los valores de los jugadores se elevarían. Mantuvimos casi todo y eso es bueno para nosotros. No cerramos el plantel, porque tendremos triple competición”, agregó el DT.

Mientras que uno de los capitanes de la “U”, Édison Vega, indicó que era fundamental sostener el equipo.

“Ya nos conocemos, pero el aporte de los que se han sumado es muy importante. Son gente que quiere venir a triunfar en un equipo como Liga. Debemos acoplarnos; esa mezcla de juventud y experiencia seguirá siendo importante”.

Vega dio importancia a la plantilla que se ha conformado, por la actividad que tendrán en las tres competiciones. Solo prometió trabajo para cuando le toque jugar.

En recuperación
Para el inicio del campeonato, en febrero, Liga tendrá algunas bajas. Al menos tres futbolistas seguirán en recuperación para esa fecha por las lesiones que tienen.

El central Ánderson Ordóñez se recupera de una cirugía en el dedo gordo del pie. En cuatro meses podría volver a jugar. Mientras que Djorkaeff Reasco, que se rompió el ligamento de la rodilla derecha, tiene el 50% de recuperación.

Hernán Pellerano también se rompió los ligamentos cruzados durante la final contra Emelec. Cumplió la tercera semana desde su operación y en esta semana llegará a Quito para continuar con su rehabilitación.

El médico del club, Richard Cabezas, señaló que los refuerzos que llegan del llano tardarán entre 21 y 23 días en adaptarse totalmente a la altura de Quito. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: