Liga de Quito quiere un acuerdo amistoso con brasileño Lucas de Lima

- 05 de septiembre de 2018 - 00:00
El defensa central brasileño, Lucas de Lima Tagliapietra, disputó 20 partidos en la temporada 2017 con la camiseta de Liga y marcó dos goles.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Liga de Quito pretende contrarrestar la denuncia del defensa central brasileño, Lucas de Lima Tagliapietra, que reclama la terminación intempestiva de su contrato, además de valores que le adeuda el equipo “albo”.

El central llegó en 2017 con un contrato por cuatro temporadas. En el campeonato pasado jugó 20 partidos y marcó dos goles, pero el entrenador Pablo Repetto anticipó que no lo tendría en cuenta para este torneo.

Por esa razón, el brasileño pasó a entrenar con el equipo de reserva durante casi seis meses, porque el club no podía ubicarlo en otro equipo del extranjero.

Existieron ofertas de Uruguay y de la MLS, pero ninguna se concretó. Recién en julio fichó por el Al-Batin de Arabia Saudita y pudo dejar el elenco universitario.

A finales del mes pasado apareció la novedad de que el futbolista demandaría a Liga por incumplimientos en su contrato y la directiva del club indicó que tratará de solucionar lo más pronto aquella situación.

“Lucas se fue mal, es verdad, no tuvimos un buen final con él y su representante, principalmente. Esto se produjo porque su agente lo tenía colocado y nunca lo terminó de colocar, por lo que terminó quedándose seis meses al margen del primer equipo”, explicó Esteban Paz en radio La Red.

Por el momento no se conoce el monto por el que Lucas de Lima demandó al club o los valores que reclama por su participación en el equipo.

Paz agregó que esperan no cometer errores similares en el futuro, pero que apuntan a solucionar el inconveniente con el futbolista de manera amistosa.

El brasileño de 27 años ha realizado la mayor parte de su carrera fuera de su país. Solo en sus inicios estuvo en Brasil, pero luego pasó por Hong Kong, Moldavia, Escocia y Portugal, antes de llegar a Liga de Quito.

Repetto no contó con él y para este año ficharon a tres defensas centrales: Franklin Guerra, Anderson Ordóñez y el argentino Hernán Pellerano. A ellos se sumó Horacio Salaberry, que demoró su inscripción al tardar su trámite de nacionalización como ecuatoriano. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: