El 'degollador' John Jairo Cifuente se lleva sus goles a la liga de Egipto

- 22 de diciembre de 2018 - 00:00

El Pyramids FC se refuerza para convertirse en el mejor club del continente africano. Su propietario, Turki al-Sheikh, fichó a ocho jugadores extranjeros, entre ellos al “Degollador”.

John Jairo Cifuente, goleador del campeonato ecuatoriano,  decidió aceptar la propuesta que le realizó la dirigencia del Pyramids FC. El equipo de Egipto adquirió el 100% de sus derechos deportivos, así lo confirmó el presidente de la Universidad Católica de Quito, Miguel Almeida.

“(Cifuente) fue vendido en su totalidad. Esperamos que le vaya muy bien  en su nuevo club. Hoy por hoy en Egipto hay mejor fútbol que acá en Ecuador, ellos clasificaron al último Mundial”.

Aunque no se confirmó de manera oficial el monto que el club egipcio pagó por los derechos del “Degollador”, se especula que serían cerca de $ 5’000.000. El monto por ese fichaje deberán repartirse U. Católica y Macará; los de Ambato aún mantenían un porcentaje de sus derechos.

La salida de Cifuente al fútbol egipcio generó todo tipo de reacciones, a través de diferentes redes sociales, unos estuvieron de acuerdo con que pueda mejorar su economía y otros criticaron que siga su carrera en una liga, supuestamente, inferior a la de Ecuador.

Jorge Célico, exentrenador de Cifuente y actual técnico de la selección ecuatoriana sub-20, cree que llegar al fútbol egipcio será “un retroceso” en su carrera.

“El tema de Cifuente seguramente tiene que ver por la parte económica y no futbolística, es un retroceso para el jugador”.

Pyramids FC buscó en Brasil
Hace dos años, el millonario saudí Turki al-Sheikh entró al fútbol egipcio al ayudar económicamente al equipo Al-Alhy, que en ese entonces estaba sumido en una fuerte crisis económica. A cambio, el empresario solicitó ser el presidente honorario.

Tras discusiones sobre el fichaje caído del entrenador argentino Ramón Díaz, quien terminó yéndose al fútbol de Arabia Saudita, comenzaron las protestas de los hinchas del Al-Alhy contra el dueño extranjero. Finalmente, Al-Sheikh se marchó y dos semanas después no solo compró el Pyramids, sino que, además, comenzó una demanda contra su antiguo club.

Días antes de empezar la liga, el nuevo propietario del Pyramids quitó la demanda contra el Al-Alhy e inició una avalancha de fichajes. El equipo comenzó de cero y contrató hasta 23 jugadores, tanto del campeonato local como del extranjero.

Al Sheikh buscó en la liga brasileña el nicho para atraer jugadores. Gastó alrededor de $ 24 millones  en ese país, de los  30 que usó para armar la plantilla. Contrató a: Keno (Palmeiras, $ 9 millones), Carlos Eduardo (Goias, $ 6 millones), Rodriguinho (Corinthians, $ 6 millones), Ribamas (Atlético Paranaense, $ 5 millones) y Arthur (Chapecoense, $ 3 millones). (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: