Los gemelos Rescalvo forjan su camino como entrenadores

- 05 de agosto de 2018 - 00:00
Los gemelos Ismael (i) y Juan Rescalvo antes de dirigir a Independiente del Valle estuvieron 2 años en Colombia.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

Con una diferencia de 5 minutos al nacer, pero con las similitudes que les da la genética, los gemelos españoles Ismael y Juan dirigen al Independiente del Valle desde hace un mes.

Juntos como cuando nacieron, con una diferencia de 5 minutos uno del otro, los gemelos españoles Ismael y Juan Rescalvo imparten indicaciones a sus dirigidos en el complejo de Independiente del Valle, club al que llegaron hace un poco más de 3 semanas y en el que siguen forjando su camino.

Una de las cualidades que tiene el club ecuatoriano es que les da mucha importancia a los jugadores formados en sus divisiones inferiores y en eso también se asemeja el trabajo que han realizado en sus cortas carreras como entrenadores Ismael y Juan.

“Consideramos que venir a Sudamérica nos iba a ayudar a crecer a nivel profesional y personal y cuando llegó la propuesta no lo pensamos y decidimos venirnos”, comentó Ismael, que nació primero, sobre su llegada al cono sur en 2016.

Los estrategas, de 36 años, llegaron a Ecuador tras 2 temporadas en el fútbol colombiano donde dirigieron al Envigado y al Deportivo Independiente Medellín (DIM), con los que tuvieron regulares campañas y promovieron a varios jugadores al primer plantel.

“Nos gusta apostar por la gente joven, que tiene la capacidad y el talento para poder desarrollar todo su ser dentro de un club. Nos encanta dar la oportunidad a los juveniles porque a nosotros en su día nos la dieron. En ese sentido estamos convencidos en la apuesta por los jóvenes es lo más importante”, rescató Juan, quien funge como asistente de su hermano.

El segundo al mando del cuadro del Valle destacó que   en el caso de ambos lo importante es tener los roles claros. “Desde siempre he tenido un rol secundario, pero muy contento de poder ayudar desde ese punto de vista. En ese sentido nos complementamos muy bien”, añadió el asistente, que en su época de futbolista lo hacía como mediocampista.

Por su parte, Ismael, quien a los 28 años colgó los botines por un par de lesiones, aseguró que trabajar con jóvenes talentos debería ser lo más importante en el fútbol. “Tanto en Envigado como en el DIM tuvimos plantillas jóvenes en las que intentamos ayudarlos a crecer como futbolistas, como personas, creo que eso es fundamental, enfocarnos en eso y darles una buena información para que den el salto al profesionalismo”.

En Sudamérica con los hermanos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto y en Europa con los De Boer (Frank y Ronald), y los hermanos Rescalvo son los únicos gemelos que dirigen en la primera división.

“Estamos intentando hacer nuestro camino. Contentos porque somos jóvenes, nos queda mucho tiempo por recorrer y orgullosos de poder aportar al fútbol sudamericano”, resaltó Ismael.

Tras la charla los gemelos Rescalvo analizan al siguiente rival en el Campeonato Ecuatoriano, Barcelona, al que enfrentarán esta tarde por la tercera jornada de la segunda etapa del torneo local. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: