Alfredo Arias dice que se va por el bien de Emelec

- 08 de mayo de 2018 - 13:25
Alfredo Arias llegó en 2016 a Emelec para reemplazar en el banco a Omar De Felippe.
Foto: API

El DT uruguayo deja al “Ballet Azul” en el quinto lugar del torneo local y último en la Copa Libertadores. Se despedirá en el partido ante Flamengo.

La derrota 2-1 ante Flamengo, por Copa Libertadores en el estadio George Capwell de Guayaquil marcó el declive deportivo de Emelec. Desde ese partido, hasta el domingo pasado, el “Bombillo” jugó 11 encuentros, ganó dos, perdió ocho y empató uno.

Antes de ese compromiso el nivel de los azules en el campeonato nacional había sido auspicioso: ganaron seis encuentros seguidos y lograron un empate por Copa.

Pero ante los malos resultados, Alfredo Arias puso su puesto de director técnico a disposición de la dirigencia. Él mismo lo confirmó cuando viajó a Argentina para medir a River Plate, en partido de vuelta por la Libertadores.

En el duelo de ida, el equipo argentino ganó 1-0.

“Puse mi cargo a disposición de la dirigencia del club, más por las cosas extrafutbolisticas. Sé lo que quiero para mi equipo y qué no quiero”, manifestó el técnico a la cadena Fox Sports.

Pero a su regreso a Ecuador, luego de caer 2-1 frente a  River Plate, mantuvo el respaldo del presidente de la institución, Nassib Neme, y continuó dirigiendo.

“Al entrenador (Arias) aún no se le acabó el crédito en el club (Emelec). Viene de ser subcampeón y campeón. Eso no es cualquier cosa”, dijo el directivo a finales de abril.

Luego de ese respaldo para Arias, Emelec venció 2-1 a Aucas en el George Capwell y parecía que la mejoría deportiva llegaba. Él mismo aseguró que una victoria serviría de punto de partida para retomar el nivel de 2017.

Pero la derrota 2-0 del domingo, ante el mismo equipo “oriental” en Quito, fue la gota que derramó el vaso y sentenció la salida de Arias del cuerpo técnico del club.

Ese resultado dejó a Emelec con una estadística negativa en lo que va del año, al tener más fracasos que victorias. Entre campeonato nacional y Copa Libertadores, los azules jugaron 16 compromisos, perdieron ocho veces, ganaron en seis ocasiones y se registraron dos empates.

En el campeonato local se ubica en el quinto puesto de la etapa y en la Copa Libertadores en el último lugar, prácticamente eliminado.

La derrota ante Aucas en Quito -el domingo pasado- también desató la molestia de la hinchada emelecista, que a través de las redes sociales manifestó su deseo de que Arias abandone el cargo y que la directiva liderada por Neme contrate refuerzos para la segunda etapa del torneo.

Arias y su cuerpo técnico tuvieron varios diálogos con la dirigencia de Emelec -luego del partido ante Aucas- para llegar a un acuerdo amistoso y dejar la institución en buenos términos; sin embargo, recién ayer el anuncio se hizo oficial.

Anuncio en rueda de prensa
Ayer, Arias y Neme se dirigieron a los medios en la sala de prensa del Capwell. Visiblemente aliviado, el DT de 59 años inició el diálogo y anunció que había llegado a un consenso con la dirigencia para salir de la entidad.

“Mi decisión pasa por el respeto que siento por esta institución, con el presidente a la cabeza de la directiva; creo que Emelec no está acostumbrado a tener estos resultados, ni tampoco nosotros como cuerpo técnico”.

Por su parte, Neme reveló que no han conversado con ningún estratega, ya que no estaba en sus planes renovar al cuerpo técnico. Por esa razón le solicitó a Arias dirigir dos partidos más: ante Delfín y Flamengo; es decir su último juego será el 15 de mayo.

Arias llegó a Emelec a mediados de 2016 en reemplazo de Omar de Felippe, que tras obtener el tricampeonato y realizar una modesta Copa Libertadores (2016) dejó el cargo de director técnico.

En total, Arias dirigió 104 veces a los “eléctricos” (ver infografía); su mejor año fue 2017, cuando ganó el título de campeón nacional.

Desde su llegada, Arias no gozó de la simpatía de un sector de la fanaticada, a tal punto que durante gran parte del torneo de 2017, cuando dirigía en el Capwell, lo hacía sentado desde la banca y no parado en la zona técnica, para evitar a los hinchas.

También tuvo roces con varios comunicadores que criticaban su planteamiento y la inclusión de ciertos jugadores. Su decisión, por varios partidos, fue no participar en las ruedas de prensa. (I)

Pero la tranquilidad que se había ganado Arias en 2017 con el título, decayó con el pasar de los partidos. En Copa Libertadores, Emelec es último en su grupo, con 3 derrotas y un empate, algo que carcomió la siempre resistida relación entre el DT campeón 2017 y la hinchada, que desde abril de 2015 ha comparado a sus estrategas con Gustavo Quinteros, bicampeón con el club.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: