Futbolistas solidarios

Jugadores que actúan en el extranjero y otros que lo hacen a nivel local se mueven para recaudar donaciones o entregarlas directamente a las personas más afectadas por el coronavirus.
19 de abril de 2020 00:00

Los futbolistas ecuatorianos que juegan en clubes del extranjero siguen pendientes de la situación que atraviesa el país por la emergencia sanitaria por el covid-19.          

Pese a la distancia tratan de estar al tanto del avance del virus en el territorio nacional y principalmente en sus ciudades y provincias. Pero más allá de eso, también buscan la forma de aportar en la situación actual. 

En ese contexto, el jugador del Birmingham de la Football League Championship inglesa, Jefferson Montero, realizó una donación para su provincia, Los Ríos.

El futbolista nacido en Babahoyo entregó 16.000 mascarillas, 10.000 pares de guantes y 5.000 trajes biodegradables para el uso de personal de la salud y sus coterráneos en general.

Hasta el cierre de esta edición, Los Ríos registraba 255 casos confirmados de covid-19. La intención de Montero es que en su provincia los contagios no se eleven y se mantengan los cuidados necesarios con esos insumos.

Los actos solidarios en su localidad han sido constantes. Por ejemplo, siempre ha llevado obsequios y alimentos en épocas navideñas. También hizo donaciones a los afectados por el terremoto de 2016 en Manabí.

Desde Inglaterra llegó otro cargamento solidario. El futbolista Joel Valencia, del Brentford de la misma división donde juega Montero, se hizo presente en favor de su localidad.

El esmeraldeño gestionó la compra de 1.500 mascarillas para un hospital de Quinindé (donde nació) y también le envió dinero a su madre.

Ella usará esos recursos para abastecer de alimentos a las personas del barrio donde reside, según comentó en una entrevista con el diario Super Express de Polonia, país donde destacó en la liga local.

“Trato de ayudar tanto como puedo. La situación está difícil en Guayaquil, pero mi familia vive en otro lugar más pequeño”, contó en el medio polaco.

También dijo que perdió a un familiar por el coronavirus. “La enfermedad mató al hermano de mi abuelo. Tenía sus años, pero estaba sano; no tenía otras enfermedades”, explicó el jugador. 

Si desde el extranjero llegó ese aporte, a nivel local los jugadores también reaccionaron ante la emergencia sanitaria en Ecuador.

Los futbolistas del club 9 de Octubre, de la serie B nacional, se juntaron para conseguir donaciones y llegar a sectores vulnerables y necesitados de sus provincias.

Ellos llegaron con víveres a Guayaquil, Portoviejo y Esmeraldas. Los mismos futbolistas, con las medidas se seguridad necesarias, acudieron  a los barrios para entregar los alimentos.

En Guayaquil estuvieron en sectores como Monte Sinaí, Guasmos, Suburbio y Los Vergeles. En total, 2.500 familias fueron beneficiarias del aporte de los futbolistas del club guayaquileño.

9 de Octubre ascendió el año pasado a la serie B. La última vez que jugó en la Primera Categoría fue en 1997, cuando descendió. Esta será su trigésima temporada en la primera división.

Anteriormente, otro jugador de ese equipo tomó la iniciativa y lo hizo a través de su fundación. El defensor Frickson Erazo recaudó también kits de alimentos para llegar a Guayas y a su provincia Esmeraldas.

A esa misma localidad, pero a la parroquia Borbón, en el cantón Eloy Alfaro, llegó Óscar Bagüí, lateral izquierdo de Emelec.

El futbolista nació en esa localidad hace 37 años y llegó con insumos de primera necesidad y sobre todo alimentos para la gente.

En un video difundido en redes sociales, el jugador realizó una primera entrega de alimentos, pero pidió también que más gente se sume para continuar con la causa y llegar a más localidades necesitadas de su cantón.

Uno de los últimos en sumarse fue Antonio Valencia, futbolista de Liga de Quito, con insumos para su Lago Agrio natal.

“Toño” entregó 20.000 trajes biodegradables, 10.000 kits que contienen mascarilla, guantes de nitrilo y pantallas de protección. También entregará pruebas de covid-19 y termómetros.

En medio de la crisis los futbolistas han tenido gestos con los más cercanos a ellos, los que mueven a diario a sus provincias de origen.

Con poco o mucho se han hecho presentes con alimentos o insumos para tratar de aliviar en parte lo que se ha generado con la enfermedad en Ecuador. (I)

Contenido externo patrocinado