Méndez e Ibarra se juntan de nuevo

Los exjugadores compartieron un año en El Nacional y ahora son parte del cuerpo técnico.
23 de junio de 2020 00:00

En la cancha, Édison Méndez y Johvani Ibarra compartieron solo un año en El Nacional. En la temporada 2003 coincidieron en el club, con un gran año en el que terminaron en tercer lugar.

En la selección nacional también fueron llamados en los inicios de este siglo y hoy se reencuentran, ya en el retiro, para ser parte del cuerpo técnico del club “criollo”.

Para el “Kinito” será la primera oportunidad como asistente técnico en un club. Hace tres años estuvo con la selección sub-17 en el mismo cargo, pero ahora podrá desarrollar su trabajo con mayor frecuencia, al contrario de lo que ocurre en una selección.  Además, será su tercer ciclo con el club capitalino. En el final de su carrera deportiva regresó al equipo, y justamente esos colores marcaron su retiro en 2015.

En Ecuador, además de jugar en El Nacional, actuó en Deportivo Quito (donde se formó), en Liga de Quito y en Emelec. En el exterior estuvo en Irapuato y Santos Laguna de México, PSV de Holanda, Atlético Mineiro de Brasil e Independiente Santa Fe de Colombia.

En la selección su papel también fue importante, pues es el único jugador que ha disputado los tres mundiales a los que accedió la “Tri”: Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014. Marcó el gol del triunfo contra Croacia en 2002, que significó la primera victoria de Ecuador en una Copa del Mundo.

Tras 20 años de carrera deportiva, asumió el nuevo reto en la selección sub-17, junto al entrenador Javier Rodríguez. También fue asesor de selecciones, una especie de soporte para los jugadores que llegaron al combinado nacional.

Con ese bagaje, el imbabureño de 41 años usará su experiencia para sumar en El Nacional. Tras la salida del cuerpo técnico del entrenador colombiano Eduardo Lara, la directiva lo suplió con el argentino Jorge Daniel Montesino.

Méndez cuenta con una gran trayectoria, producto de una larga carrera donde destacan el título internacional que ganó con Liga de Quito (Copa Sudamericana 2009), además de los tres campeonatos que logró con el PSV en Holanda.

En Tumbaco ya se reencontró con un hombre de la casa. Ibarra ya estaba trabajando como preparador de arqueros en el club desde este año y continuará en esa posición, ahora con Montesino.

Ibarra alargó su carrera hasta los 44 años, cuando se retiró de la portería jugando para el Clan Juvenil en la serie B. Hoy tiene 50 años de edad.
Con los “criollos” jugó durante 17 años y no regresó hasta después de su retiro. Eso sí, el amor por el equipo donde se formó siempre se mantuvo, incluso ha dicho en varias oportunidades que su anhelo es dirigir algún día a El Nacional.

Ahora está cerca del club de sus amores y tratará de sacar adelante al equipo, que tras cuatro partidos jugados tenía cinco puntos, producto de una victoria y dos empates.

Como jugador, Ibarra tiene cuatro títulos con El Nacional y dos campeonatos con Deportivo Quito. Ya desde el otro lado, como parte de un cuerpo técnico, fue subcampeón de la Libertadores con Independiente del Valle en 2016.

En los “criollos” guía a Johan Padilla, Máximo Banguera y Leodán Chalá. Este último se formó en la cantera, tal como él lo hizo desde inicios de los 90.

La directiva del club apuesta por dos exjugadores que brillaron con el equipo y esperan que con esa experiencia aporten para el crecimiento de la plantilla. Su guía será ideal, pues conocen a fondo al club y lo que representa. (I)

Te recomendamos

Las más leídas