El Real Madrid naufraga en Mallorca y pierde el liderato de la LaLiga

19 de octubre de 2019 17:00

El Mallorca derrotó al Real Madrid por 1-0 en el estadio Son Moix con un gol del marfileño Lago Junior en la primera parte, sumando tres puntos de oro en su lucha por abandonar la zona de descenso ante un rival que se dejó el liderato en la isla -el Barça está al frente de la clasificación - y su condición de invicto.

Las ausencias de jugadores importantes, por lesión o decisión técnica, condenaron al Real Madrid de Zinedine Zidane en Palma, donde no perdía desde la temporada 2012-2013.

También, en la derrota madridista influyó la expulsión de Álvaro Odriozola por doble tarjeta amarilla en el minuto 74.

El gol de Lago Junior fue suficiente para que la afición mallorquinista, que llenó Son Moix, celebrara un triunfo, el tercero de la temporada, ganado a pulso. El Real Madrid, con marcado acento brasileño- Militao, Marcelo, Casemiro, Vinicius en el once, y Rodrygo en el banquillo- reservó a jugadores determinantes en sus filas.

Con la mente puesta en Estambul donde le espera el Galatasaray en la Champion, y obligado por las lesiones, y también por decisiones técnicas, Zinedine Zidane alineó a un once inédito en Son Moix.

En todas las líneas del líder invicto hubo novedades: Courtois, Odriozola, Militao, Marcelo, Isco, Jovic y Vinicius salieron al campo con el objetivo aprovechar la oportunidad de jugar desde el inicio del partido.

La incógnita era saber si el Real Madrid iba a perder calidad con las ausencias futbolistas tan importantes como Carvajal, Varane, Modric, Kroos, Bale y Hazard. Pero esa duda empezó a despejarse nada más ponerse el balón en circulación.

El Real Madrid tuvo el control del balón, se acercó con un remate de Isco, pero el Mallorca asestó el primer gol en su primera llegada al área rival.

El marfileño Lago Junior encaró a Odriozola, se perfiló hacia la derecha y engatilló un disparo cruzado que superó a un sorprendido Courtois.

La derrota deja tocado a un Real Madrid que no dio la talla en Palma. Ante un rival que ocupaba un puesto en la zona de descenso se dejó el liderato y su condición de invicto. (D)

Contenido externo patrocinado