¿Qué es la Superliga de Europa?

Los equipos más poderosos de Europa formaron su propio torneo para generar más ganancias
19 de abril de 2021 10:45

El domingo 18 de abril del 2021 se conoció la creación de la Superliga Europea conformada por los 12 equipos más destacados en Europa. Milan, Arsenal FC, Atlético de Madrid, Chelsea, FC Barcelona, Inter de Milan, Juventus FC, Liverpool FC, Manchester City, Manchester United, Real Madrid CF y Tottenham Hotspur son los fundadores de este torneo.

Los clubes pioneros emitieron un comunicado que inicia de la siguiente manera: “La formación de la Superliga llega en un momento en que la pandemia mundial ha acelerado la inestabilidad en el modelo económico del fútbol europeo existente. Además, durante varios años, los clubes fundadores han tenido el objetivo de mejorar la calidad y la intensidad de las competiciones europeas existentes a lo largo de cada temporada, y de crear un formato para que los mejores clubes y jugadores compitan de forma regular.”

Está planificado que ingresen tres equipos más y que a ellos se sumen cinco clubes con un mecanismo de clasificación que anualmente vaya en función a los logros de la temporada anterior.

En agosto arrancará la competencia con 20 participantes. El formato se dividirá en dos grupos de diez con encuentros de ida y vuelta únicamente entre semana ya que los equipos continuarán compitiendo en sus respectivas ligas nacionales, preservando el calendario tradicional.

De los 20 iniciales, solo ocho clasificarán a la siguiente fase: los tres primeros de cada grupo y los ganadores del repechaje entre los que quedaron en la cuarta y quinta colocación. En cuartos de final y semifinales se jugarán en cruces de ida y vuelta, mientras que la final será a partido único en sede neutral.

Esta competencia chocará con partidos de la Champios League, razón por la cual la UEFA y la FIFA se han pronunciado reusándose a la creación de esta Liga. La Federación Inglesa de Fútbol, la Premier League, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), LaLiga, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A también se unieron para detener este proyecto que se fundamente en el interés propio de los participantes.

Según anunció la FIFA y las seis confederaciones, los clubes en cuestión no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían verse privados de la oportunidad de representar a sus selecciones nacionales.