Estadio de Cerro, en la mira de Sudamérica

En el escenario de Asunción, Independiente del Valle disputará el sábado 9 de noviembre de 2019 la final de Copa Sudamericana. Fue remodelado por hinchas.
06 de noviembre de 2019 00:00

A tres días de la final única de la Copa Sudamericana, el estadio la Nueva Olla quedó listo para recibir a cerca de 31.000 espectadores, a pesar de que el aforo del escenario es de 45.000 personas.

Este sábado 9 de noviembre Independiente del Valle de Ecuador y Colón de Santa Fe de Argentina se medirán en la final de la Sudamericana que por primera vez se disputa a partido único.

La principal preocupación de las últimas semanas, tanto en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) como para los clubes, era el estado del césped debido a un concierto que se realizó los primeros días de octubre.

Según información del diario ABC Color, parte del gramado quedó golpeado y seco tras el concierto del grupo Black Eyed Peas, el 10 de octubre.

Los encargados del estadio realizaron un resembrado de varios sectores usando césped de una de las canchas del Parque Azulgrana donde entrenan las formativas. Además, la Conmebol colocó los banners del certamen continental en el interior y el exterior del estadio. Estas disposiciones son tradicionales en cada partido de la Liga de Campeones o la Europa League.

Pero los trabajos no solo se realizaron en el estadio; las calles y aceras aledañas al escenario fueron regeneradas para mejorar el aspecto.

Conmebol además montará un espacio cerca del estadio para los fanáticos que no puedan ingresar, al que llamará “La Embajada del Hincha”, el cual albergará a cerca de 15.000 espectadores. En este punto se proyectará el cotejo.

Según información de la misma Conmebol, Colón tendrá 30.000 hinchas, mientras que Independiente llegaría con 1.000 fanáticos.

A inicios de octubre, Santiago Morales, gerente del Independiente, confirmó que el club solo solicitó esa cantidad de entradas y que el remanente quedó a disposición de la dirigencia de Colón.

El resto del estadio, con capacidad para 45.000, lo ocuparán los amantes del fútbol del país e invitados de las instituciones y las marcas auspiciantes.

Claudia Cortázar, gerente de marketing de la Conmebol, recordó que antes del encuentro los asistentes disfrutarán de un show musical sin precedentes protagonizado por Luis Fonsi, Las Palmeras (Argentina) y La Vagancia (Ecuador). “Estamos previendo una ceremonia sumamente impactante a nivel internacional en todos los aspectos que eso amerita. Tenemos una performance con más artistas de primer nivel”.

Hinchas en la remodelación

Fueron dos años los que necesitó Cerro Porteño, equipo dueño del estadio, para remodelar su antigua cancha y darle vida a esta obra, una de las más importantes del fútbol paraguayo.

Con capacidad para 45.000 personas, es uno de los recintos más importantes del fútbol sudamericano y el estadio con mayor capacidad de Paraguay.

Su nombre oficial, estadio General Pablo Rojas, es en honor al expresidente de Cerro Porteño, quien dirigió al club durante 14 años.

Un dato curioso que tiene que ver con su remodelación, es que el estadio fue construido en su totalidad por sus propios seguidores.

Cerro Porteño desarrolló una iniciativa enfocada en la innovación social y contrató a 40 hinchas organizados para trabajar como obreros en las obras del estadio por más de 18 meses.

Los hinchas organizados comenzaron a trabajar en febrero de 2016. Para garantizar que el proceso se cumpliera, el club puso a los obreros en un período de prueba. Una vez finalizado dicho período, el club decidió hacer público el proyecto.

Desde febrero de 2016 hasta mayo de 2017, estos trabajadores alcanzaron un rendimiento superior entre el 30 y 40% en comparación a los obreros tercerizados y 60% cuando el club ganaba un partido importante.

Con su inauguración, la Nueva Olla logró convertirse en una propuesta única para la región, logro que lo posicionó como uno de los establecimientos más modernos de Sudamérica.

Esto se demostró al ser elegido como el Mejor estadio de 2017, por encima del Nemesio Diez del Toluca y el Mercedes-Benz Stadium del Atlanta United.

Posible sede para la otra final

Diario Ole de Argentina, en su edición digital, informó que existe la posibilidad de la que la final única de la Copa Libertadores se dispute en otra fecha y ciudad.

Según el medio argentino, el encuentro entre River Plate y Flamengo se disputaría el 30 de noviembre en el estadio la Nueva Olla. La difícil situación política de Chile y las manifestaciones que no paran desde hace 15 días, ponen en riesgo la sede de la final de la Libertadores. La Conmebol habría cancelado la reservación del hotel donde tenía previsto llegar River Plate.

Diario Marca por su parte indicó que la otra opción que existe, en el caso de no jugarse en Santiago, sería la capital de Perú: Lima.
Este martes 5 de noviembre de 2019 por la tarde se reunieron los dirigentes de la Conmebol con los de River y Flamengo para tomar una decisión. (I)

Contenido externo patrocinado