Autopsia de Maradona revela detalles sobre su muerte

Un posible cuadro de cirrosis se encontró en su hígado. También hallaron fármacos
23 de diciembre de 2020 17:35

El alcohol y drogas no desencadenaron la muerte de Diego Armando Maradona, según determinó la autopsia realizada a los restos del exfutbolista argentino. El examen médico determinó que el Diego falleció por un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficencia cardíaca crónica reagudizada”.

Este miércoles 23 de diciembre de 2020 se conocieron los resultados por la autopsia de Maradona, quien falleció el 25 de noviembre a los 60 años. Su estado de salud se había deteriorado en los últimos meses. Los problemas de corazón, hígado y pulmones acabaron con su vida.

La polémica y desordenada vida del ‘Pelusa’, en la que batalló durante varios años de su juventud contra las drogas, crearon un rumor generalizado de que en el último tiempo habría vuelto a sus adicciones. Esto fue descartado, pues según el examen forense no se detectó presencia de estupefacientes.

Sin embargo, el consumo de alcohol en su vida sí causó un probable “cuadro cirrótico en el hígado”. En el riñón encontraron una necrosis aguda y en los pulmones una rotura de septos alveolares y un foco de edema intraalveolar.

Su hija mayor, Giannina, cuestionó el morbo que se generó en torno a la relación con las drogas a la que habría vuelto su padre. En redes sociales utilizó duros términos contra los que esperaban que en la autopsia aparecieran rastros de marihuana o cocaína.

“No soy doctora y lo veía muy hinchado. La voz robótica. No era su voz. Estaba pasando y yo era la loca desquiciada", agregó, respecto al estado del director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Maradona tenía problemas para mantener una conversación fluida y caminar.

Restos de fármacos como venlafaxina, quetiapina, levetiracetam y naltrexona se hallaron en su cuerpo. Los especialistas investigarán si este tipo de medicación no era riesgosa para una persona con el cuadro clínico del Diego.

El corazón de Maradona pesaba 503 gramos, aproximadamente el doble de uno normal, según informó el diario Olé. En su órgano vital había una miocardiopatía dilatada y áreas de isquemia miocárdica.

La autopsia es un nuevo capítulo dentro de la muerte del campeón del mundo en México 1986, cuyo fallecimiento trajo luto en el deporte mundial. La familia del exjugador busca evidencias para denunciar por negligencia a la gente que se encargó de cuidarlo en los últimos años y a quienes los acusan de “exprimirlo” económicamente y “alejarlo” de sus seres queridos.  (I)

Te recomendamos

Las más leídas