Chilena que vale una Europa League para el Sevilla

- 21 de agosto de 2020 - 17:12
El brasileño Diego Carlos cambió el rumbo del partido con una pirueta. Foto: Internet

Una espectacular chilena del brasileño Diego Carlos le dio al Sevilla de España su sexto título como campeón de la Europa League. En la final de la edición 2020, disputada este viernes 21 de agosto de 2020 en Colonia (Alemania), los españoles vencieron por 3-2 al Inter de Milán italiano.

El partido enfrentó a dos clubes que habían realizado una magnífica campaña a lo largo del torneo, suspendido durante cuatro meses por la propagación del covid-19. Los andaluces figuraban como favoritos por su fructífero historial en la competición, pues de cinco finales anteriores, ganaron todas.

Los negriazules también poseían credenciales para luchar por la copa, gracias a una plantilla de estrellas como el argentino Lautaro Martínez, el chileno Alexis Sánchez y el belga Romelu Lukaku. Se esperaba un cotejo intenso y los clubes no defraudaron.

Lukaku (5’) emocionó a su equipo con un gol desde el punto penal. Con un tiro colocado a la esquina inferior izquierda de la portería del marroquí Bounou abrió el marcador.

La alegría de los lombardos duró poco. Un cabezazo dentro del área chica del holandés Luuk De Jong (12’) igualó el encuentro. El delantero se encargó de marcar el segundo de su conjunto a los 33 minutos. Otra vez, de cabeza, venció al guardameta del Inter.

Los italianos reacción rápidamente para volver a empatar transitoriamente el cotejo. En una jugada calcada al gol sevillano, el uruguayo Diego Godín (36’) marcó de cabeza el 2-2, tras un centro de tiro libre indirecto.

La vibrante primera mitad finalizó con dos goles para ambos bandos y la premisa de unos segundos 45 minutos igual de parejos. Sin embargo, la etapa complementaria careció de tantos goles y acciones de peligro como la inicial.

Recién a los 74 minutos llegó el tanto del título. Un mal rechazo defensivo del Inter dejó el balón en el aire, dentro del área, y en una magistral pirueta Diego Carlos saltó para impactar el esférico de chilena. Su tiro no tenía dirección de gol, pero Lukaku metió el pie para intentar despejarlo, con tal mala fortuna que la embocó en propia meta.

El belga también se perdió lo que habría sido el tercer gol para el Nerazzurri, cuando en un mano a mano con Bounou no supo definir como la jugada lo ameritaba. Otra opción clara de gol llegó a los 81 minutos y tuvo como salvador a Jules Koundé para evitar el empate.

Sevilla festejó, sin público, su sexta coronación en la historia. De esta manera ratifican su calidad del equipo más ganador de la Europa League y uno de los pocos que no sabe lo que es perder una final. Este nuevo título también le otorga la clasificación directa a la Champions League de 2020 – 2021. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP