Ecuatoriano se disputa el domingo la final del reality estadounidense

Madre de Christopher Vélez: Él no es una persona perfecta, pero sí un hijo ideal

- 08 de diciembre de 2015 - 18:25

Ecuatoriano se disputa el domingo la final del reality estadounidense

"Por favor, ¿me prestaría las redes sociales de su celular?. Es para apoyar en hashtag a un lojano que se disputa la final de La Banda", repetían la mañana del lunes afuera de La Universidad de Loja un grupo de adolescentes, amigos de Christopher Vélez.

Acá no hay dinero, sólo creatividad y buena voluntad. No hay horarios definidos, todo es esporádico; algunos han tomado la hora de almuerzo del trabajo mientras que otros simplemente se fugaron de clases. ¡Que más da!, este domingo es la gran final en Estados Unidos y aunque el programa no se transmita en Ecuador todos quieren aportar su granito de arena para que el quintento del reality de Univisión tenga un representante del país.

En contexto, a inicios de año Ricky Martin lanzó la noticia que crearía un reality show para buscar las voces de un quinteto. Este ambicioso proyecto nació de Simon Cowell, directivo de la compañía musical Sony, que es mundialmente conocido por ser el productor de importantes artistas y el creador del exitoso juvenil One Direction.

Cowell, que se desempeña como juez de Factor X, llamó a Ricky para invitarlo como juez y productor ejecutivo de este grupo en círculo latino, mientras que él lo promocionará en el mercado inglés. Es decir, pertenecer a La Banda asegura fama a escala mundial con la más alta producción musical.

Yenny Muñoz, madre de Christopher, indica estar muy agradecida con Dios, porque su hijo ha sido una gran bendición en su vida y con la gente de buen corazón que lo apoyó a llegar a la final del reality estadounidense.

“Lamentablemente no poseo los recursos para hacer una campaña a favor de mi hijo, si lo hubiera tenido con todo gusto, pero solo me arropo hasta donde la sábana me alcance. Creo que más allá de una campaña en redes esto es de talento y de humildad, de tener el cariño y respeto del público y creo que mi hijo se ganó esto, así que muchas gracias a toda esta gente porque lo motiva a seguir soñando”, mencionó Muñoz.

La historia de Christopher

Christopher, hijo de migrantes ecuatorianos, nació en Estados Unidos, pero debido a que los documentos de su hermano mayor – nacido en Loja- no se agilitaron, regresó con sus padres a Ecuador.

"Tenía otro hijo pequeño – 5 años mayor que Christopher- y no podía abandonarlo, así que me tocó regresar cuando Christopher tenía 3 años", indicó su mamá.

Para Yenny el camino no fue fácil, ya que al poco tiempo se divorció y le tocó lidiar con la crianza de sus dos pequeños con la colaboración de su familia. Es así como Ángel Muñoz, abuelo materno de Christopher, se convierte en su figura paterna, un pilar fundamental y la razón por la que decide regresar a Estados Unidos.

“Al concluir la secundaria Christopher pensó viajar a Argentina, donde mi hermana, para estudiar música pero mi padre lastimosamente enfermó y le diagnosticaron poco tiempo de vida. Lo que me enviaban mis hermanos –migrantes del extranjero- no alcanzaba y perdí mi trabajo. Christopher  decidió viajar a Estados Unidos para trabajar un año, aportar económicamente al hogar y ver si reunía algo para su viaje a Argentina”, detalló.

Sin familia pero con la ayuda de amigos cercanos, Christopher trabajó como colaborador en una tienda de juguetes pero al regresar a Ecuador en diciembre para pasar la Navidad con su familia –sobretodo con su abuelo- se quedó sin empleo por lo que al retornar en 2015 le tocó lustrar botas para sustentarse. “Al poco tiempo salió la convocatoria de La Banda, se inscribió y gracias a Dios lo llamaron”, relató su progenitora.

Para la lojana, su hijo es una estrella desde los 5 años cuando ganaba en el preescolar de La Salle los concursos musicales. “A los 7 años obtuvo un trofeo por interpretar "Muñequita Morena" y para los 17 grabó su primer sencillo, una composición que me escribió para el día de las madres llamada Usted, dice con voz solloza.

Vélez, en las presentaciones en el concurso, ha destacado el amor y respeto por su madre. “Él y yo tenemos un cordón umbilical que nunca se rompió, somos amigos y confidentes. Él no es una persona perfecta pero sí un hijo ideal -condescendiente conmigo y con sus abuelos-”, detalla Muñoz.

Muchos esperan verla esta semana en la gran final, sin embargo, no ha recibido ninguna invitación del medio. "Estoy esperando la final, le pido a Dios que me haga el milagro y que quede en La Banda, pero es su voluntad", sentenció.

Yenny agradeció a las personas que semanalmente están pendiente de la evolución de su hijo, al Ministerio del Interior y habló de Laura Pausini. “Yo creo en los ángeles y Dios nos pone a uno en el camino para iluminarnos, creo que uno de estos ángeles es Laura Pausini. Espero que Dios me dé la bendición de conocerla y agradecerle por su aporte en el crecimiento profesional de mi hijo”, concluyó. (I)