Singapur, la ciudad más cara para vivir este 2018

Un informe de Worldwide Cost of Living califica así. Los resultados de este estudio se obtienen de comparar más de 50.000 precios de 160 productos.
22 de marzo de 2018 00:00

Singapur, capital del país del mismo nombre (por eso se la considera ciudad-estado) vuelve a ostentar el dudoso honor de ser la ciudad más cara del mundo para vivir. Y ya van cinco años.

Al menos eso dice el Worldwide Cost of Living 2018, el informe bianual que realiza The Economist Intelligence Unit, la división de análisis e investigación de The Economist Group.

Los resultados de este estudio se obtienen de comparar más de 50.000 precios de 160 productos y servicios en 140 ciudades diferentes.

Se tienen en cuenta comida, bebida, ropa, productos domésticos y de cuidado personal, los precios del alquiler, el transporte y la energía o los costes de ocio, entre otros.

El resto del TOP 10 oscila entre ciudades europeas, en su mayoría no pertenecientes a la Eurozona, y asiáticas, con una sola excepción: la entrada en el ranking de Tel Aviv como única representante de Oriente Medio.

Ninguna ciudad estadounidense, ni siquiera Nueva York o Los Ángeles, presentes en la clasificación de 2016, forman parte en esta edición del selecto club de ciudades prohibitivas para vivir.

¿La razón? la respuesta es la debilidad del dólar durante el año pasado.

Las nuevas
El de recién llegadas como Sídney u Oslo y otras asiduas como Hong Kong o Zúrich. Puedes ver el listado completo en nuestra galería.

Para quienes desean de igual manera conocer Singapur es necesario que sepan que este país está situado al sur del Estado de Johor en la península de Malasia y al norte de las islas Riau de Indonesia, separado de estas por el estrecho de Singapur.

Con una extensión de 697 km², es el país más pequeño del sudeste asiático.

Por ser una pequeña isla con una elevada densidad poblacional, el número de coches privados en la carretera está restringido para controlar la polución y congestión.

Los que compran un vehículo deben pagar tasas. Los precios de los automotores son en general significativamente superiores en Singapur a los de cualquier otro país de habla inglesa y por ello solo uno de cada diez residentes posee uno.

Tiene cuatro idiomas oficiales: inglés, malayo, mandarín y tamil. El primero es el  más común y utilizado en los negocios. Los documentos oficiales deben escribirse en idioma oficial que no sea el inglés, como el malayo, el chino o el tamil. (I)