Rodaje de Annabelle tuvo sucesos paranormales

06 de octubre de 2014 09:43

Annabelle está dando mucho que hablar. Basada en un caso real de supuesta posesión demoniaca, como era el caso de su antecesora, El Conjuro, el elenco del filme asegura que durante el rodaje de la película se han registrado sucesos paranormales en el set.

En internet, obviamente, se tilda de marketeras las afirmaciones de John R. Leonetti, director y productor de la nueva cinta, que hoy se estrena en Estados Unidos.

"El primer incidente sucedió en un salón donde rodábamos", explicó el cineasta, quien asegura que ese día notó que en una ventana llena de polvo vio la marca de tres dedos entre la suciedad. "Era tan increíble que lo fotografié", relató a The Hollywood Reporter.

Otra de las anécdotas es que en una escena en la que el demonio de la cinta perseguía a un conserje. El actor se colocó cerca de una lámpara y esta se rompió y le cayó en la cabeza.

"En principio podrían parecer sucesos sin mayor importancia, fruto de la casualidad, pero se convierte en algo bastante inquietante si tenemos en cuenta que el demonio de la cinta tiene tres dedos, igual que los de la ventana y que el conserje de la película es asesinado en ese mismo pasillo", según explica Safran.

Annabelle es una de las presencias más aterradoras de la película El Conjuro, la taquillera cinta del director James Wan basada en hechos reales ocurridos en la década del 70 en la casa de la familia Perron en Rhode Island (Estados Unidos).

Al juguete se se atribuye una posesión demoniaca y actualmente está en un museo dedicado a hechos paranormales reales, por lo que en la cinta no aparece la original, sino una copia mucho más escalofriante que la verdadera.

A Anabelle originalmente la encontraron en la vida real Ed y Lorraine Warren, la famosa pareja de demonólogos e investigadores paranormales que aparecen en la película El Conjuro luchando contra los espíritus malévolos de la casa.

El estreno de este filme llega luego de que El Conjuro, estrenada en julio de 2013, recaudó 318 millones de dólares en las taquillas de todo el mundo. John Leonetti dirige esta segunda entrega con un guión de Gary Gauberman. James Wan, el director de la primera, y Peter Safran son los encargados de producir la película que llegará a Ecuador este mes.

Contenido externo patrocinado