Pancho Terán graba su CD 2.190 durante un concierto

08 de octubre de 2011 00:00

Luego de 2.190 días de ausencia en los escenarios, Pancho Terán volvió a la música con un nuevo disco, cuyo título es  precisamente esa cifra.

Para Terán, el ex baterista del grupo Contravía, la experiencia del regreso a los escenarios nacionales, después de seis años, implica también una reconciliación con su público, así que su llegada incluyó la grabación de esta, su tercera placa discográfica, pero en vivo.  La noche del jueves pasado estuvieron sus más fieles seguidores en el Teatro Nacional Sucre, en Quito.

Terán, junto con su hija Gabriela -a quien dedicó su tema Negra, mi vida,  uno de los más populares de su repertorio- y sus sobrinas Jennifer Byron y Camila Terán en los coros, ofreció un concierto que recorrió toda su trayectoria artística como solista, que empezó en 1999 cuando Contravía se desintegró.

Para Alejandra Lara, estudiante de publicidad, de 22 años y fiel seguidora  de Terán, quien también es publicista,  la posibilidad de ser parte de esta grabación fue “un sueño que no  imaginó poder cumplir”.

Lara acudió al Teatro Sucre en compañía de dos de sus compañeros de aulas, para quienes el concierto estuvo “perfecto” en cuanto a la organización y al repertorio que ofreció el artista. Entre la gente y Terán se pudo evidenciar un marcado tono de nostalgia durante cada tema.

Con los músicos  Joshua, en el  teclado; Isaac Zeas y Johnny Ayala, en las guitarras; y Sebastián Schneider, en la percusión menor; Terán contó que su ausencia durante estos seis años se debió a su propio proceso creativo.

Casualmente, entre el álbum Tu lugar (2000) y El planeta de las rosas (2006) también hubo un intervalo de seis años.
El disco 2.190, sin embargo,  se caracteriza por su lejanía con los temas románticos que distinguieron a sus dos anteriores trabajos y muestra gran madurez en su lírica. En el concierto sonaron composiciones inéditas, como De carne y hueso o Soy lo que soy.

Ocho son los temas nuevos que constarán en la producción final que, según los planes de Terán, reunirá en total 20. Estos se intercalaron con las canciones más difundidas de su carrera artística, las mismas que fueron coreadas por los asistentes, entre ellos estuvieron Tu lugar y Negra, mi vida.

En la producción de este material intervienen también su hermano Felipe y César Galarza, quien está a cargo de  la dirección musical.

Pancho Terán, quien se inició en la música a muy temprana edad como parte del grupo Contravía,  proviene de una familia dedicada a la música por tradición. Sus hermanos mayores, entre ellos el cantautor Juan Carlos Terán, conformaron durante los años setenta la agrupación Los Hermanos Diablo, que llegó a  varias ciudades del continente y participó en varios festivales internacionales.

Las primeras copias del disco 2.190 han sido destinadas para los asistentes al espectáculo del pasado jueves, quienes lo pudieron canjear con el boleto de su entrada. El CD estará disponible para la venta desde noviembre próximo.