Especial Fin de Año 2017

Las revelaciones que tumbaron a dioses del cine

Los casos de abusos sexuales cometidos por Harvey Weinstein fueron considerados la punta del iceberg al replantear normas de cero tolerancia a pederastas y violadores en la industria del cine, la moda, la música, la fotografía y otras áreas que siguen sumando acusaciones hasta la fecha.
31 de diciembre de 2017 00:00

Harvey Weinstein no hubiera imaginado ni en sueños que sus propias aberraciones y abusos cometidos contra más de cien mujeres, entre actrices y trabajadoras de su empresa The Weinstein Company, se convertirían en un documental que la BBC planea estrenar en 2018.

El caso que sacudió a la industria de Hollywood con la denuncia de víctimas que hasta la fecha siguen apareciendo contra el productor tuvo un ‘efecto dominó’ que afectó incluso al mundo de la música, la moda, la fotografía y hasta destapó acusaciones contra figuras de la política.

El 5 de octubre de este año, el diario The New York Times lanzó la bomba que ensombreció la imagen del empresario publicando los 12 primeros testimonios de empleados más antiguos y actuales, así como también de reconocidas actrices y modelos a las que intimidó hace 20 años.

Ashley Judd figuró entre las acosadas, sumándose a la lista Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Lucía Evans, Katherine Kendall, Cara Delevingne Dawn Dunning, Lea Seydoux y muchas más que hasta la fecha siguen apareciendo en nuevas entrevistas.

Días después de este escándalo salieron a la luz otros casos como el del empresario Roy Price, principal de Amazon Studios, acusado por la productora Isa Dick Hackett; le siguió el director James Toback por intimidar a 40 mujeres en la década del 80.

Terry Richardson, famoso fotógrafo de Vanity Fair, Vogue y otras revistas también ocupó la primera plana por denuncias que lo calificaron como explotador de modelos.

La noticia sobre Kevin Spacey asombró a sus seguidores por las denuncias de Anthony Trapp, un actor al que acosó cuando él tenía 24 y la víctima 14 . Esta denuncia le costó su trabajo para la serie House of Cards.

Mientras que Dustin Hoffman estuvo recientemente en el ojo de huracán debido a las revelaciones de la escritora Anna Graham Hunter, a quien acosó sexualmente cuando ella tenía 17 años, en 1985.

La primera campaña que invitó a miles de mujeres a relatar sus experiencias a través del hashtag #MeToo, propuesta por Alyssa Milano, repercutió a nivel mundial apuntando a figuras públicas, incluso de Europa y Latinoamérica. Aunque la postura de defensa la planteó Russell Simmons, productor musical, con el hashtag #NotMe que inició en diciembre.

El tema de los acosos sexuales en manos de famosos que abusaron del poder, marcó un antes y un después en la industria cinematográfica, porque por primera vez las víctimas tuvieron credibilidad instantánea.

Y aunque fue el periodismo de décadas pasadas el que mantuvo el silencio ante las evidencias, hoy se ha convertido en el depredador de figuras poderosas con ayuda de las redes sociales. (I)

Contenido externo patrocinado