Cinco curiosidades en la vida cinematográfica de Guillermo Del Toro

La película 'The Shape of Water' se llevó los galardones a mejor película, mejor director, mejor banda sonora original y mejor diseño de producción.
05 de marzo de 2018 10:28

The Shape of Water, la cinta ganadora de cuatro estatuillas en la 90 edición de los premios Óscar, colocó en el gran farol a su director, el mexicano Guillermo Del Toro.

En su trayectoria, su nombre se plasma en películas espectaculares como El Laberinto Del Fauno, Crimson Peak, que dan cuenta de una producción espectacular dentro de la historia del Séptimo Arte.

No es secreto que sus creaciones fueron producto de influencia de connotados escritores de terror como Edgar Allan Poe o H.P Lovecraft, que de alguna forma se plasman en las producciones cinematográficas.

Pero si usted cree que conoce todo de este director, se equivoca. A continuación le presentamos cinco curiosidades que dieron pie para sus creaciones.

1. Pasión por los monstruos

El sitio virtual Biobiochile da cuenta de que el productor reconoció en una entrevista que tiene una especie de “fetichismo por los insectos, la relojería, la maquinaria y los engranajes, monstruos”, siendo estos últimos su mayor pasión.

Esa fascinación la aplicó luego de que estudiara maquillaje y efectos especiales y trabajó en esta área durante más de 10 años con su propia compañía "Necropia".

La prensa de Hollywood da cuenta de que su fascinación es "casi antropológica". "Quiero saber cómo funcionan, qué aspecto tienen por dentro y cómo se comportan".

2. Enemigo de los efectos computarizados

El portal Cinéfilos del Mundo destaca que cuando Del Toro fue niño, su padre le prestaba una cámara Super 8, con la que hacía pequeños cortometrajes con sus juguetes. Los que más usaba eran las figuras de acción de la película "El Planeta De Los Simios". Algo que caracteriza su trabajo es que trata de no emplear al máximo posible los efectos por computadora. Le encanta usar maquillajes de forma convencional en las criaturas de sus películas.

3. Una gran influencia

El reconocido maquillista Dick Smith, mentor de clásicos como El Exorcista o The Godfather fue maestro personal de Guillermo Del Toro en el arte del maquillaje. De ahí, su intrépida forma de crear figuras que rompieron los esquemas en los últimos tiempos.

4. Rechazó dirigir Harry Potter

Durante el inicio de la filmación de la segunda parte de la adaptación del cómic Hellboy, Guillermo recibió una invitación para dirigir la película Harry Potter y el Misterio del Príncipe, oportunidad que rechazó, centrándose en su relato sobrenatural.

5. Hipotecó su casa para rodar una película

El portal de chismes 'Más México' habla de los sacrificios que asumió el productor. Cronos fue una de las producciones más importantes del cineasta. Sin embargo, el costo de la producción fue de $ 2 millones, por lo que Del Toro tuvo que hipotecar su casa para costear la producción ya que por la naturaleza del filme no pudo asegurar financiamiento y posterior distribución; además, no percibió ninguna ganancia como director. Sin embargo, la recompensa fue el Mercedes-Benz Award en el Festival de Cannes. (E)