La tercera temporada de La Casa de Papel ya está entre nosotros

- 19 de julio de 2019 - 11:55
El Profesor en un diálogo con Tokio, escena de la tercera temporada de La Casa de Papel.
Captura de pantalla

Llegó el día... la tercera temporada de la Casa de Papel fue lanzada en la plataforma Netflix este viernes 19 de julio y ya está disponible para que sus seguidores puedan ver cómo se desarrolló la vida del Profesor y su banda tras el robo a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid.

Pese a las muertes de Berlín, Oslo y Moscú, bien se podría decir que el atraco fue un éxito, con un saldo a favor de los asaltantes de $ 984 millones (aunque el objetivo era $ 2.400).

Luego de huir con el minucioso plan elaborado por El Profesor (Sergio Marquina, interpretado por Álvaro Morte) Río y Tokio disfrutan de sus millones en una isla, pero son descubiertos y Río (Aníbal Cortés, interpretado por Miguel Herrán) es capturado.

Por su parte, Tokio (Silene Oliveira, personificada por Úrsula Corberó) logra escapar y busca a Marquina para armar un plan y liberar a Río. En esta problemática se desenvuelve la tercera temporada, que tiene 8 capítulos (45 minutos de duración promedio).

Money Heist, como es conocida La Casa de Papel internacionalmente, ya es la serie más vista de Netflix de habla no inglesa.

La trama española llegó a la plataforma digital a finales de diciembre de 2017. Desde el inicio estuvo durante semanas como la ficción más vista en todo el mundo, según los estudios de la aplicación TV Time. 

Serie galardonada, seguida y aclamada
El espacio consolidó su éxito global al alcanzar en 2018 el premio a la Mejor Serie de Drama en los Emmy Internacional.

Alex Pina, su creador, considera que este reconocimiento se debió a la combinación de varios factores y al trabajo constante de su equipo. "El espectador es un gran especialista, cada vez ve más horas de ficción a la semana y cada vez demanda cosas diferentes", dijo.

En esta tercera temporada, la banda de atracadores quiere lograr un doble y ambicioso objetivo: liberar a un preciado compañero de la banda y conseguir, de una vez por todas, entrar y robar el banco del Estado español.

La inspectora Alicia Sierra (Najwa Nimri) hará todo lo que esté en su mano para detenerlos. Aparentemente, la producción ya está trabajando también en una cuarta temporada.

Según el productor y guionista, las claves del éxito de La Casa de Papel radica en que es un entretenimiento puro a ritmo frenético.

Se trata de una serie de robos y atracos que la hace muy divertida, además el ritmo frenético que tiene la hace mucho más atractiva porque en cada capítulo aparece un nuevo factor sorpresa.

"Se trata de un pequeño rompecabezas que se va formado poco a poco en el que el espectador va siguiendo al cerebro del atraco, que es el que lo planifica todo", explica.

La Casa de Papel, Netflix.

Otro de sus atractivos, según Pina, es que La casa de papel está cimentada sobre unos personajes femeninos muy fuertes, por lo que la serie tiene una mirada "emocional y femenina" en un género que estaba acostumbrado a ser eminentemente masculino.

"Necesitábamos tener ese espíritu femenino porque realmente el género se había centrado siempre en bandas de atracadores de hombres y había que darle un toque más latino y emocional, algo que creo que hemos conseguido", explica el guionista.

Grandes y complejos personajes
Al trasladar este género del cine a la televisión consiguieron construir personajes mucho más singulares, más poderosos y más ambiguos. "Yo creo que el espectador, a lo que se hace adicto, es a esos personajes y quiere entrar en sus vidas y conocerlos mejor. Le hacen gracia o le emocionan o se identifican con ellos”, dijo.

Uno de estos personajes es Berlín (Pedro Alonso), que en la serie comienza siendo un hombre cruel, misógino y narcisista, y termina como un héroe.

La iconografía de la serie tiene una estética de los cómics por sus colores y las populares máscaras de Dalí, un elemento fundamental de su éxito. Esto junto a las canciones hacen que la gente se identifique y ubique la serie rápidamente y conecte con la gente.

"La casa de papel tiene un pequeñito mensaje subliminal que ha calado mucho en los territorios más escépticos y con problemas como han sido Brasil o Argentina o la zona mediterránea con el tema de la inmigración", asegura el productor. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: