Ecuador, 26 de Noviembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Radiohead se alejó de su esencia noventera

Radiohead se alejó de su esencia noventera
18 de marzo de 2011 - 00:00

Radiohead siempre se ha caracterizado por la voz depresiva y a ratos desesperante de Thom Yorke. Se ha distinguido por los riff de Jonny Greenwood y Ed O’Brien, que provienen de esa escuela postpunk setentera británica de Joy Division o el bajo contundente de Colin Greenwood, ese mismo de canciones como Airbag del Ok Computer (1997) y otras.

Pero cuando uno escucha el Lotus Flower, el quinto track del nuevo disco The King of Limbs, surge una inevitable reacción de perplejidad por el sonido muy discotequero que contrasta ampliamente con las propuestas rockeras de Pablo Honey (1993), The Benders (1995) y Ok Computer (1997).
Y la reacción se acentúa más  cuando Yorke aletea los brazos y baila durante todo el video de la canción.

Lotus Flower más bien fue el primer promocional del nuevo disco de Radiohead, que apareció el pasado 18 de febrero, un día antes de lo que Yorke había anunciado en su cuenta de Twitter.
Desde entonces, The King of  Limbs se ha descargado en formatos Wav y Mp3, aunque también existe una edición limitada (hasta el 28 de marzo) en compactos.

El disco fue producido nuevamente por Nigel Godrich, el considerado “sexto radiohead” (en alusión a lo de “quinto beatle” con George Martin) por su colaboración en OK Computer, Kid A (2000), Amnesiac (2001) y Hail to the Thief (2003). Tras su receso con la banda (no participó del In Raimbows), Godrich volvió para The King of Limbs, que parece prometedor con Bloom y Morning Mr. Magpie, los primeros tracks del disco, pero que después se diluye con canciones que parecen una repetición del Amnesiac y los álbumes que le siguen. Eso, más el devaneo de Yorke con lo discotequero.

Y la lírica de Yorke en Lotus Flowers es aún más desconcertante con estribillos que cada vez carecen más de sentido. “I will shrink and I will disappear/ I will slip into the groove/ And cut me up, and cut me up” (Me encogeré y desapareceré/ caeré en la ranura/ y me cortaré, me cortaré), dice una de las frases que no terminan de encajar con su coro:  “Slowly we unfold/ as lotus flowers/ cause all I want is the moon upon a stick/ just to see what if/ just to see what is/ I can’t kick your habit/ just to feed your fast-ballooning head” (Lentamente nos abrimos/ como flores de loto/ porque quiero algo imposible/ solo para ver qué tal/ solo para ver lo que es/ No puedo quitarte la costumbre solo para alimentar tu cabeza de globo).

Bloom tiene una combinación de sintetizadores, cuerdas, metales y ecos que pueden funcionar como una buena introducción al disco, mientras que Little by Little, que debía ser la canción promocional (no Lotus Flower), rescata algo de la esencia de Radiohead.

Contenido externo patrocinado