La prestidigitación ecuatoriana está presente en Mundial de Magia

- 13 de noviembre de 2019 - 00:00

El cuencano Juan Estrella y el guayaquileño Prema Delpi representan a Ecuador en el evento que congregará a más de 20 magos de 12 países. Se desarrollará en la ciudad de Cali (Colombia), del 14 al 17 de noviembre.

En 2011 surgió la idea del Festival Mundial de Magia Cali Mágico. Su mentalizador fue el mago caleño Diego Fernando Córdoba, Sr. Misterio. Pero por temas administrativos se pospuso hasta 2013.

Desde entonces, cada año se dan cita en Cali (Colombia) los mejores magos del mundo.

Este año estarán, entre otros, el estadounidense Avner The Eccentric, los japoneses Takumi Takahashi y Shimpei, el español Alberto De Figueiredo, el malayo Alvin Ling, el uruguayo Christian Antelo y el peruano George Iglesias. Por Ecuador está invitado Juan Estrella.

Habrá shows de magia de cerca (se desarrolla en una mesa, magia de proximidad; para el público se amplifica en pantallas), de escenario (involucra escenografía y requiere verse de lejos), ilusionismo.

Además se realizarán conferencias y competencias con magos nacionales e internacionales en las categorías magia de cerca, magia infantil y magia de escenario.

El ecuatoriano Prema Delpi participará en la competencia de magia de cerca.

Más información acerca del evento puede encontrarse en www.calimagico.co. (I)

Prema Delpi Fontaine: combina la magia con la actuación

William Orellana / ET

Su nombre está en sánscrito y significa “amor”. Sus padres lo eligieron, pues viajaban mucho a la India, les gustaba bastante su cultura y allá tenían un maestro espiritual.

Por eso decidieron llamar Prema al menor de sus hijos, como un homenaje a esas lejanas y místicas tierras a las que después llevaron varias veces al niño.

Fue allá donde Prema Valentino Delpi Fontaine tuvo su primer contacto con la magia. A los 11 años un mago le realizó un truco con una baraja. Le hizo sacar un naipe, le mostró las manos vacías y de repente apareció una de las cartas.

“Desde que vi eso me enganché, despertó esa chispa, esa pasión para aprender”, afirma el guayaquileño de 18 años, quien lleva siete en el arte del asombro y el misterio. Ha aprendido mediante cursos presenciales, lectura de libros y páginas en internet. “Como estamos en la época de la información, es cuestión de buscar de la forma correcta”.

Pero como la práctica hace al maestro, ensayar una y otra vez sus actos lo ha ayudado a perfeccionar sus técnicas para convertirlas en una elaborada rutina.

“Que sea un espectáculo realmente mágico toma muchas horas de práctica, tanto en la parte manual de la prestidigitación, como en la presentación, la parte creativa, la historia”.

La magia no se trata solo de un truco. “Es el mundo que el mago puede crear”, afirma Prema Delpi (su nombre artístico), quien participará en la competencia de magia de cerca en el Mundial de Cali.

Él hace magia de cerca y de salón, también mentalismo. Llegó a la final del concurso Ecuador Tiene Talento en 2016; paralelamente a su carrera como mago viene desarrollando otra como actor.  

Recibió el premio a mejor intérprete en el Festival Intercolegial de Cortometrajes (FIC) de 2018, ha realizado obras de teatro, videoclips y graba para la novela Sharon 2, de Ecuavisa.

“La parte actoral, que he desarrollado desde que tenía 4 años, me ha ayudado, sobre todo, a conectarme con lo que hago, a nivel emocional y con las historias que se cuentan a través de la magia”.

Su expectativa en el Mundial es grande. “Espero encontrarme con los mejores magos y darlo todo en las competencias”. 

Prema inició en este arte aprendiendo rutinas que ya existían. Con el tiempo ha hecho las suyas propias.

“Para crear rutinas nuevas se necesita conocer lo que ya existe, y unir técnicas para desarrollar nuevos juegos de magia”. (I)

Juan Álvarez Estrella: Fundador de la Asociación Mágica de Cuenca

Fernando Machado / ET

Todo empezó hace 14 años. Una amiga tomó dos naipes, los metió en una baraja y tras un movimiento con una mano, ambas cartas salieron volando hacia la otra mano. Él le pidió que le enseñara a hacerlo, pero ella se negó.

Desde ese momento, Juan Álvarez Estrella quedó enamorado de la magia. Y ese primer coqueteo con el arte de la prestidigitación lo llevó a que hoy, con 28 años, sea uno de los magos más reconocidos del país.

Es uno de los promotores de la magia en la capital azuaya, de donde es oriundo. Ahí fundó con tres colegas la Asociación Mágica hace una década. Actualmente son 21 miembros que se enfocan en hacer crecer la actividad, no solo en la urbe, sino a nivel nacional.

Recuerda sus inicios en este arte. “Éramos muy pocos en el país, en Quito había 2 o 3 y eran muy cerrados con sus conocimientos. Entonces comencé a buscar libros en internet, en esa época no había la facilidad de ahora con el YouTube. Era más complicado”.

Poco a poco fue perfeccionando su arte y en la actualidad hace magia de cerca y de escenario, escapismo (bajo el agua, salir de camisas de fuerza y cadenas), fakirismo, caminar sobre fuego y sobre vidrio. “Creo que no hay gama de la magia que no haya experimentado”.

Hace una década esta actividad no tenía mucha acogida, cuenta Juan Estrella, como es su nombre artístico. “Se pensaba que los magos eran payasos, lo cual es algo totalmente diferente. Mucha gente piensa también que es solo para niños, lo cual es totalmente falso. La magia es para todas las edades, incluso hay magos que se dedican a hacer shows dirigidos a los adultos”.

Indica que la magia para niños tiene que ser fácil de comunicar. “Si uno saca una baraja de cartas y le pide que recuerde una, de pronto el niño ni siquiera sabe qué es una pica, un trébol. Su mente vuela, se distrae mucho. Con el niño tienes que hacer cosas con colores, con pañuelos, con chistes, personajes”.

En cambio eso al adulto le puede aburrir. “Y por eso muchos consideran que es para niños. En algún punto la persona vio un mago hacer un acto que no era para ella y lo tomó como si todo fuera igual. Yo soy un convencido de que no es que a las personas no les guste este tipo de arte. Es porque vieron mala magia, vieron alguna presentación que no era adecuada para ellas en ese momento”.

Al Mundial va con diferentes actividades. Dará una conferencia para magos desde el nivel medio hasta el alto, también shows de magia de cerca y de escenario. También será el maestro de ceremonia de la competencia de magia de cerca.

Además de ser mago, Juan estudió gastronomía y posee un restaurante. Sobre la clave para posicionar a la magia ecuatoriana, afirma que es el trabajo conjunto. “La unión hace la fuerza. En Cuenca, gracias a la Asociación, trabajamos conjuntamente para promocionar este arte, hacemos bastantes actividades al año, eventos pagados, en parques, en teatros, escenarios, espectáculos de cerca, programas de televisión”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP