Artistas se unieron a Ariana Grande para desafiar con música al terrorismo

- 04 de junio de 2017 - 16:55
La cantante Ariana Grande participa en el ‘One Love Manchester’, concierto benéfico para las familias de las víctimas de su show del pasado 22 de mayo.
Foto: AFP

50.000 personas asistieron al concierto benéfico ‘One Love Manchester’ que rechazó a los distintos ataques yihadistas que ha recibido Reino Unido.

La cantante estadounidense Ariana Grande regresó el domingo a los escenarios para ofrecer ‘One Love Manchester’ (Unidos en amor por Manchester), un concierto benéfico para las víctimas del atentado suicida que se registró al final de su espectáculo del 22 de mayo, en el que fallecieron 22 de seguidores y 116 resultaron heridos.

Aquello, pese a la alta alerta de seguridad en Inglaterra, luego de que la noche del sábado se registró otro ataque yihadista en Londres, donde murieron 7 personas.

Grande apareció en el escenario con su tradicional cola de caballo, chompa holgada blanca y pantalón gris, y aunque se le salieron algunas lágrimas -antes de iniciar su presentación- mostró fortaleza para interpretar sus melodías con la misma energía que proyecta en su gira.

La estadounidense se presentó una hora después de Marcos, vocalista de Mumford & Son, quien inició el recital con un minuto de silencio para las víctimas de los distintos ataques terroristas de los que ha sido objeto Reino Unido.

Junto a Grande se presentó una larga lista de estrellas del pop, como Justin Bieber, Katy Perry, Coldplay, Robbie Williams, Pharrell Williams, Miley Cyrus, Take That, Usher, The Black Eyed Peas, Little Mix y Niall Horan, de One Direction. Liam Gallagher, excantante de Oasis, se sumó en el último momento.

Asimismo, Stevie Wonder, David Beckham, Paul McCartney, entre otros, enviaron un video especial para los asistentes que se proyectó en el show.

"Los amamos mucho", gritó una conmovida Grande, quien saltó al escenario para interpretar sus temas Break Free, Be Alright, entre otros. También se unió al coro de 24 alumnos de una escuela- algunos de los cuales estaban en el Manchester Arena el 22 de mayo- para interpretar My Everything. Además, cantó junto a Black Eyed Peas el tema Where´s the love?

Otro de los momentos conmovedores fue cuando el cantante Robbie Williams interpretó su tema Angels.

También cuando Coldplay subió al escenario para cantar Don´t Look Back in Anger, tema de Oasis, que se ha convertido en un himno en Mánchester tras los atentados. 

El concierto en el campo de cricket de Old Trafford, que vendió 50.000 entradas, fue retransmitido por varias redes sociales y contó con extremas medidas de seguridad.
Rachel Jea, de 32 años, explicó que había asistido al anterior concierto de Grande y pensó que era importante estar, para recuperar su confianza después del atentado.

"Nuestros abuelos superaron guerras mundiales para poder vivir libremente, y ahora empieza de nuevo. No tiene que ser así".

El viernes, Ariana Grande visitó por sorpresa a los heridos que eran tratados en el hospital infantil de Manchester. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: