Maki rescata los sonidos de la Amazonía

12 de abril de 2013 - 00:00

El gusto que empezó a sentir por la batería cuando tenía nueve años fue lo que impulsó al cantautor ecuatoriano Mateo Kingman, más conocido como Maki, a inclinarse por la música y el baile.

La composición de canciones es algo que le sale de forma natural, comenzó haciéndolo acompañado de guitarra, percusión, batería o instrumentos amazónicos, mientras vivía en su natal Macas; pero desde hace un año, tiempo que reside en Quito, prefiere el guitalele por su “sonoridad muy especial”, según indica.

“En Macas no había mucha música por ser un pueblo tan alejado de la civilización, así que tocaba en la única batería vieja que existía en el lugar, que tenía mi hermano. Escuchar lo hermoso que cantaba mi mamá, sus propias canciones, y ver lo bien que tocaba la guitarra, me influenció mucho en la música, aunque no tengo su capacidad vocal me incliné por algo más rítmico y conectado con el hip hop. A ella le resultaba tan fácil componer pero nunca se dedicó de forma profesional a esta carrera”, recuerda Maki.

Los distintos géneros musicales que escuchó desde su niñez, como la cumbia por ejemplo, los acogió y mezcló con sonidos contemporáneos. De ahí nació la fusión de hip hop y cumbia que incluye en sus canciones.

“Hace un año comencé a golpear puertas porque me di cuenta que grabar un disco era muy caro y difícil, así que visité a productores y estudios de Quito, Cuenca y Guayaquil mostrando unas 30 canciones grabadas. Ivis Flies es uno de aquellos que visité y en un principio me dijo que  le faltaba definir mi sonido y que siga trabajando”, comenta el artista de 21 años.

Al notar que sus temas no fueron bien acogidos se regresó a Macas un poco desilusionado. Sin embargo, un mes después de haber presentado su propuesta a distintos productores, recibió una llamada de Flies, quien le propuso asociarse y grabar sus temas con la colaboración de Danilo Arroyo, productor ecuatoriano que reside en Los Ángeles.

“Esa fue la mejor llamada de mi vida, estaba en ese momento en Cuenca saliendo de un examen para ingresar a la universidad a estudiar biología, algo que también me gusta; pero no dudé ni un momento, dejé todo y me vine a Quito”, explica Maki, quien actualmente estudia música en la Capital.

‘Sonido popular’ se titula la canción que escogió para darse a conocer como músico y cantautor. Es una melodía cargada de sabor amazónico, que invita a bailar, con una fusión de elementos de dance hall y andarele, buscando un equilibrio vocal entre lo rítmico y lo melódico.

La producción estuvo a cargo de Maki, Ivis Flies y Danilo Arroyo y se la efectuó entre Quito y Los Ángeles. “Es una canción bien entradora por eso la lanzamos como primer promocional, pero a lo largo de este 2013 se presentarán más temas. Para mediados de año espero ya terminemos el disco y a finales ya sacarlo al mercado”, dijo.

En 2012 se involucró en distintos proyectos, como Yo Decido, campaña que junta a los mejores cantautores y bandas ecuatorianas, como Guardarraya, Brito, Fausto Miño, Guanaco, Biorn Borg, entre otros; para promover la seguridad ciudadana mediante canciones, un disco y giras por todo el país. Maki fue coautor de una de las canciones de esta campaña.

Además fue parte de La Movida CNT, campaña a nivel nacional que promueve a nuevas bandas; y también del disco ‘Cantando Contigo’, en el cual participan artistas como Noel Schajris, Gianmarco, Jorge Villamizar, entre otros.

El Cd está enfocado en ayudar a niños con autismo a mejorar sus habilidades sociales y comportamiento en la sociedad. Maki es el único artista independiente en Latinoamérica que colabora dentro de este proyecto.

ENTÉRATE

Maki es un apodo que le pusieron sus conocidos hace muchos años, justamente porque es el nombre de un mono amazónico bastante inquieto, y además coincide con las iniciales de su nombre y apellido.

Fue el cantante ecuatoriano escogido para abrir el concierto de Calle 13 y Manu Chao en Quito, el 20 de marzo de 2012.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: