"No hemos aprendido nada de la historia"

- 07 de diciembre de 2019 - 00:00
El actor venezolano estuvo en Ecuador para el estreno en las salas de los Multicines del filme sobre Sucre, de 2018.
Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

Luis Gerónimo Abreu protagonizó la serie colombiana 'Simón Bolívar', transmitida por Netflix, y 'Muerte en Berruecos ¿Quién mató a Sucre?'

Luis Gerónimo Abreu (Caracas, 1972) ha tenido la suerte de actuar en dos producciones de época de gran factura. Una es la serie Simón Bolívar y la otra es Muerte en Berruecos ¿Quién mató a Sucre?, el más reciente filme de su compatriota Caupolicán Ovalles (Caracas, 1960).

En la primera cinta interpretó a Bolívar, una producción colombiana difundida por Netflix que tuvo buena crítica y acogida de público. En la segunda, protagonizó al mayor Alejandro Godoy, el fiscal que investigó en 1840 el asesinato de Antonio José de Sucre que había ocurrido diez años atrás.

Fueron dos experiencias totalmente distintas, pero que de alguna manera están conectadas por el tiempo en que se hicieron, y porque son dos personajes importantísimos de la historia de nuestra región”, dijo en un encuentro con la prensa efectuado en la Cinemateca de Quito.

El actor viajó a Ecuador en vísperas del estreno de la cinta, el 29 de noviembre de 2019. Lo acompañaron el director Ovalles; la productora venezolana Beatriz Aranguren y el ecuatoriano Gonzalo Ponce, quien fue el productor ejecutivo.

Él mismo calificó de maravillosos a estos dos proyectos. Había intentado trabajar con Ovalles pero por un tema de tiempos no se dio, hasta que llegó esta oportunidad. La producción transcurrió en 2018 durante siete u ocho semanas en Venezuela, dos en la zona andina; después una semana en Panamá y una semana y media en Quito.

Una de las anécdotas que guarda es que para el casting de Bolívar envió una foto suya en uno de los sets del rodaje de Muerte en Berruecos, para que lo vieran vestido como un soldado de la época.

Luis Gerónimo AbreuEl actor interpreta al mayor Alejandro Godoy en el filme 'Muerte en Berruecos ¿Quién mató a Sucre?', de 2018. Foto: Cortesía.

Una película histórica pero no vieja

Al actor le pareció excelente que esta trama histórica sobre el magnicidio de Sucre fuera narrada a través de un thriller policíaco, porque era algo que no se había hecho hasta ahora. “Básicamente es una película histórica pero no es una película vieja”, dijo.

En particular, considera que esta cinta es importante para que los más jóvenes conozcan qué pasó en nuestros países en esos momentos trascendentales para la independencia latinoamericana.

“En mi opinión, no hemos aprendido absolutamente nada de la historia; cometemos los mismos errores y las ambiciones y el poder siguen destruyendo  grandes sueños”, aseveró.

Ambos personajes, Bolívar y Sucre, están conectados de alguna manera, porque fueron inseparables en la vida real. “Gracias a esta película entendí por qué Bolívar elige a Sucre como sucesor”, indicó.

Sucre siempre ha sido un personaje muy querido en Venezuela por la fidelidad que mantuvo hacia el Libertador, según Abreu, para quien una de las cosas que más llama la atención es que el Mariscal fue un estratega militar, disciplinado y de valores inquebrantables.

Tanto Simón Bolívar como Sucre eran como los “avengers” para los niños y adolescentes de su época, cuenta. “Creo que fue uno de los que más absorbió de él; tanto es así que en la batalla de Pichincha y demás, aplica las mismas tácticas que tenía Bolívar en otras batallas”, argumentó.

El hijo de Haydée

Cuando Luis Gerónimo ganó el casting para estos personajes, en 2018, ya tenía una carrera exitosa en su país en las telenovelas Amantes de luna llena (2001);  Arroz con leche (2007), y Corazón de esmeralda (2014), entre otras producciones.

Comenzó muy tempranamente de la mano de su madre, Haydée Ascanio (1943-2005), quien fue escritora, productora y directora de cine y televisión. Su padre, Luis Abreu (1947-2015), fue un actor y director de teatro.

“Empecé básicamente con el cine a los cinco años, con tres o cuatro trabajos, con mi mamá en el medio, si necesitaban un niño era el hijo de Haydée”, relata.

En lo personal, señala que un actor tiene que asumir el compromiso con sus personajes, independientemente del medio y de la técnica. “Yo no creo que uno cambie por el tamaño de la pantalla o del escenario, creo que hay personajes que uno tiene que asumir de igual manera”, dice.

Tiene un consejo para los actores o actrices que escuchó de la actriz estadounidense Woopi Golberg en el sentido de que una cosa es querer amar la profesión y otra querer ser famoso. “Son posibilidades, pero totalmente distintas, lo fundamental es ser sincero en lo que se quiere y enfocarse en ello”, señala.

Tras su actuación en estos filmes, le han llegado varias propuestas, “pero nada que esté firmado”. Por lo pronto está llevando un monólogo a varios países, mientras se espera el estreno del filme en EE.UU., Bolivia y España.

Hay algo de lo que Luis Gerónimo está convencido: “Tenemos historias maravillosas que contar desde nuestros orígenes, aunque eso no quiere decir que no contemos sobre el narcotráfico, también existe y hay que contarlo, lo que no creo es que tengamos que monopolizar algún tema”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: