El 2015 también será recordado por el reinicio de la saga de ‘star wars’ luego de una década

Los escándalos sexuales y declaraciones racistas marcaron el año de los famosos

- 30 de diciembre de 2015 - 00:00

Decenas de mujeres acusan a Bill Cosby de haberlas violado, mientras que el concurso de Miss Universo estuvo empañado por las ofensas de su exaccionista Donald Trump.

Bill Cosby, Donald Trump, Charlie Sheen y Steve Harvey son apenas cuatro nombres de personajes que han causado controversia durante 2015. El primero de ellos y el que quizás más noticias ha generado en el mundo del espectáculo es Cosby, a través de un documento en donde 10 años antes él había aceptado que drogó a mujeres para tener sexo con ellas. Dicha declaración “vio la luz” el 7 de julio pasado, pero el comediante estadounidense ya afrontaba las consecuencias, a través del despojo de un título honorario, la cancelación de un programa que en noviembre de 2014 iba a protagonizar para la cadena Netflix, más otros eventos.

Incluso al mes siguiente se desvinculó de la junta directiva de la Universidad de Temple donde Andrea Constand, una de sus acusadoras era directora del equipo de básquetbol.

Cosby, famoso por interpretar a Cliff Huxtable, un ginecólogo y padre ejemplar en la década del 80, fue interrogado en septiembre de 2005 por Dolores Troiani, abogada de Constand. Ahí reconoció que en 1976 ofreció un sedante hipnótico, que es similar en sus efectos a un barbitúrico conocido como quaalude, a por lo menos una mujer. Se conoció también que esa droga causa euforia, somnolencia, reducción de la frecuencia cardiaca, disminución de la respiración, aumento de la excitación sexual y más.

Constand había presentado una denuncia por violación hace una década, pero un sobreseimiento había sido dictado. Durante ese tiempo los abogados de Cosby intentaron que la transcripción de la declaración no se revelara. El actor admitió durante un careo con Troiani, quien le preguntó si le había “dado quaalude a otras personas”, a lo que Cosby respondió “sí”. Cuando se le interrogó si cuando “consiguió los quaaludes (él) tenía en mente usarlos con otras mujeres jóvenes con las que quería tener sexo?”, Cosby respondió “sí”. Luego él dijo que conoció a una mujer (‘T’, según su nombre protegido) en Las Vegas, en 1976. “Ella vino a verme en el backstage. Le di quaalude. Tuvimos sexo”, confesó.

El 27 de julio surgieron 35 mujeres que lo acusaron de haber abusado de ellas y ese día aparecieron en la portada de la revista New York Mag. El número de féminas, que aseguran haber sido perjudicadas por él, aumentó a medio centenar.

Cosby nunca fue a una audiencia donde estaba citado desde julio. Su presencia en tribunales estaba prevista para el 30 de octubre pasado. Tampoco acudió a otra que la jueza Debre Katz Weintraub ordenó para el pasado 25 de noviembre en Los Ángeles.

Más bien el pasado 14 de diciembre, el actor conocido como ‘Padre de América’ planteó una demanda por difamación ante un tribunal de Massachusetts contra 7 de las mujeres que lo acusan: Tamara Green, Therese Serignese, Linda Traitz, Louisa Moritz, Joan Tarshis y Angela Leslie y la actriz Barbara Bowman, según un documento escrito por su abogada Monique Pressley, quien reemplazó a su anterior defensor Martin Singer.

Hasta el momento, Cosby sigue libre, sin prisión previa y mucho menos una condena, aunque su imagen de padre perfecto quedó afectada para siempre. El 17 de junio, casi un mes antes de la revelación de Cosby acerca del uso del quaalude, el magnate Donald Trump anunciaba su precandidatura en las elecciones de 2016 para presidente de Estados Unidos, con ofensas racistas dirigidas hacia los migrantes mexicanos, a quienes calificó de “corruptos, narcotraficantes, delincuentes y violadores”.
Durante su discurso en Nueva York también anunció que si llega a presidente construirá un muro en la frontera (que son más de 3.000 kilómetros) y hará que “México lo pague”.

Esas declaraciones provocaron la indignación de la comunidad latina en Estados Unidos. Y eso se reflejó en el canal Univisión que tenía contrato con él y canceló el contrato de transmisión televisiva con Miss Universo, Miss Estados Unidos y todo lo que tenga que ver con la franquicia de Trump, mientras que el cantante colombiano J Balvin desistió de actuar durante la ceremonia.

Otra cadena latina que rompió relaciones con el millonario fue la costarricense Teletica, mientras que la colombiana Paulina Vega, reina saliente, sostuvo un enfrentamiento verbal con Trump. Él había calificado de hipócrita a la Miss Universo 2014 por haberlo criticado y no renunciar a su corona. Vega respondió que no haría eso porque existe un acuerdo firmado y que la única forma de que le quitaran la corona es si cometiera una falta grave. “Lo único que hice fue expresar mi desacuerdo con él y solidarizarme con quienes agredió como latina que soy”, había dicho la exsoberana.

Simultáneamente Cheryl Burke y Thomas Roberts renunciaron a ser los presentadores del Miss Universo, lo que generó que se contratara al cómico Steve Harvey como maestro de ceremonia, quien remató la polémica al equivocarse en el anuncio de la ganadora. La noche del 20 de diciembre pasado, Harvey declaró a la colombiana Ariadna Gutiérrez como Miss Universo 2015, pero minutos después dijo que se había equivocado y que la vencedora es la filipina Pía Alonzo.

El 17 de noviembre pasado, el actor estadounidense Charlie Sheen reveló que es portador del virus VIH, que causa sida. Más allá de la declaración del exintérprete del alcohólico y mujeriego Charlie Harper en ‘Two and a half men’, el detonante mayor es que conoció su diagnóstico cuatro años antes y prefirió callar.

Aquello ha provocado demandas de sus examantes, quienes lo acusan de no haberles advertido sobre su enfermedad y tener relaciones sexuales con él, sin protección. Ante eso, Sheen desmintió y dijo que siempre usó preservativos.

El 23 del mismo mes, un hombre que prefiere ocultar su identidad afirma que tiene un video de 30 segundos en el que Sheen le practica sexo oral y fuma crack. El hombre sostiene que la amenaza es para conseguir que Sheen lo indemnice por haberlo contagiado de herpes. Por el momento Charlie Sheen se somete a un tratamiento que mensualmente le cuesta $ 4.000.

Los filmes más taquilleros

No todo es escándalo en el mundo del espectáculo. El año 2015 también será recordado por el reinicio de Star Wars, a través del episodio VII, titulado ‘El despertar de la fuerza’, que se estrenó el pasado 18 de diciembre y reunió a parte del elenco original de la saga como Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill y otros. Esta película, en esta ocasión dirigida por J.J. Abrams, termina el año como la más taquillera con más de $ 1.000 millones en cuestión de dos semanas de estreno. Solo en una semana había logrado $ 528 millones, que superaba a Jurassic World, que en junio había establecido un récord de $ 524,9 millones.

Si bien otras megaproducciones como ‘Misión Imposible: Nación Secreta’ y Avengers: la era de Ultrón promedian casi $ 1.000 millones de recaudación mundial desde hace menos, al igual que Jurassic World, la nueva película de Star Wars tiene el mérito de haber superado esa cifra en menos de 15 días.

Los que se fueron

Este año fallecieron la cantante ecuatoriana Sharon La Hechicera (5 de enero), la actriz sueco-italiana Anita Ekberg (11 de enero), el actor Leonard Nimoy, famoso por interpretar a Mr. Spock en Star Trek (27 de febrero); el guitarrista BB King (14 de mayo), el actor Christopher Lee (7 de junio), el actor egipcio Omar Shariff (10 de julio), el humorista argentino Daniel Rabinovich, de Les Luthiers (21 de agosto); el cineasta Wes Craven, creador de Freddie Kruger (31 de agosto); la actriz Maureen O’Hara (25 de octubre), y los rockeros Scott Weiland (3 de diciembre), Phil Taylor (11 de noviembre) y Lemmy Kilmister (28 de diciembre). Estos dos últimos fueron famosos por la integrar la banda Motörhead. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: