Los cojines alegran cada rincón del hogar con moda y estilo

24 de febrero de 2013 - 00:00

A la hora de decorar la sala de nuestro hogar, podemos hacerlo con un sinfín de complementos, pero algunos destacan especialmente por la sensación de confort que aportan a la estancia.

Se trata de los cojines que, enfundados en tejidos suaves y rellenos de plumas, algodón u otros materiales, se convierten en artículos de moda para invitar al descanso.

No solo los utilizamos como adorno, sino que también cumplen una función importante como elementos de comodidad en el hogar. En lo que respecta al aspecto general de la estancia, nos fijaremos en varios matices para hacer que cada uno de los cojines que seleccionemos coordinen a la perfección con el estilo imperante de la habitación en la que reposan.

Las salas de hoy se envuelven en un ambiente moderno, vanguardista, que apuesta por el contraste de colores, formas y texturas. Todo lo que tengamos en este lugar tiene que contar con estas características. Y es por eso que los cojines del sofá, en su caso, tendrán que mantener esta sensación de frescura y modernidad.

En nuestro medio hay varios almacenes en donde se pueden comprar a cómodos precios telas de diferentes texturas, diseños y colores que se ajustan perfectamente a nuestras necesidades.

Actualmente están muy de moda los estampados florales y los tonos pastel combinados con blanco y beige, al igual que los lilas y toda su gama. Estos diseños aportan sensación de calidez y romanticismo dentro de las líneas más actuales del hogar.

Si quiere consentir o sorprender a su familia con un hermoso cojín floreado siga el paso a paso que mostramos en esta página. El ejemplo puede adaptarse a otras aplicaciones.

PASO A PASO

1.- Los materiales para esta manualidad son: un cojín o almohada usada, fieltro fino blanco y trozos de fieltro de colores, en Fieltros Olleros; lana roja, aguja gruesa, tijeras de zigzag y de punta redonda y rotulador negro.
2.- Medir con un metro el cojín que va a emplear. En este caso, se muestra uno de forma rectangular, de 60x40 cm.
3.- Cortar con tijeras de zigzag tres trozos de fieltro blanco: uno de 60x41 cm para el frente, y otros dos, de 40x41 cm y de 35x41 cm.
4.- Unir con alfileres por el borde el trozo del frente con los otros dos más pequeños que formarán la cara posterior del cojín.
5.- Coser por el derecho las tres piezas. Las dos de la cara posterior quedarán superpuestas para que así el relleno no se vea.
6.- Dibujar con el rotulador sobre el fieltro la silueta de la flor. Nosotros elegimos una sencilla de cuatro pétalos.
7.- Recortar una y utilizarla como plantilla para después recortar más o menos otras 45 flores de fieltro en varios colores.
8.- Coser las flores en el frente de la funda, dándoles tres puntadas de lana en el centro.
9.- Introducir el relleno por el hueco que has dejado en la parte posterior de la funda.
10.- Así queda este bonito cojín con muchas flores multicolores. ¡Qué fácil y qué divertido!

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP