'El Jack' llevó su show cómico a Hollywood

- 04 de abril de 2017 - 00:00
Foto: Cortesía Hayde Morejón

Daniel Machado también se presentó en el bar Improv de Washington.

El actor Daniel Machado, conocido sobre las tablas y en Enchufe Tv como ‘El Jack’, terminó recientemente unos espectáculos humorísticos en Estados Unidos. El ecuatoriano se presentó el 21 de marzo en The Comedy Store, el legendario teatro humorístico en Hollywood, California. Mientras el 22 ofreció su monólogo en Improv, otro bar icónico del stand up comedy, en Washington. Ambos eventos los produjeron David Serna y Richard Villa.

De acuerdo a Machado, muchos comediantes de todo el mundo van a esos lugares con la aspiración de triunfar. “Esta vez tengo la oportunidad de estar en The Comedy Store en el salón principal (main room) donde se han presentado los humoristas Richard Pryor, Robin Williams, Chris Rock, Louis CK y Jim Carrey, entre otros”.

En las dos fechas compartió escenario con comediantes mexicanos reconocidos del canal Comedy Central LA. “Me fue muy bien, estuvo genial y sentí como si aquellos lugares icónicos tuviesen una magia especial. No asistieron muchos ecuatorianos, la mayoría eran mexicanos. Aunque sí hubo un grupo de compatriotas en el show de Los Ángeles. Iban con pequeñas banderitas tricolores, eran representantes de la Comisión de Fiestas Patrias en esa ciudad. Un colega que vive en EE.UU. me dijo que el ecuatoriano asiste cuando es gratis”, mencionó Machado.

Indicó que también asistió informalmente a un bar de stand up comedy para presentarse en inglés. “Hablé sobre las relaciones de pareja, fue más difícil pero conseguí que el público riera a pesar de que no soy tan fluido en ese idioma”.

Pero su inclinación por el humor no es reciente. Machado expresó que siempre estuvo latente ese gusto por la actuación, ya que siente que puede continuar jugando con la seriedad de un niño. “Si vamos a actuar una escena en un hospital, un actor será el doctor y el otro el enfermo. Es lo mismo que jugar, solo que lo podemos hacer de adultos y nos pagan por eso, aunque no siempre quieren pagarnos bien”.

Desde pequeño él jugaba a que era un actor que salía en novelas para besarse con todas las actrices, pero con el tiempo se dio cuenta de que le gustaba reír y divertir a sus compañeros de la escuela y colegio. “Era ‘el payaso de la clase’. Siempre me decían que imite a los profesores en las horas libres y lo hacía. Me pintaba bigotes, me ponía talco en la cabeza, usaba corbatas, maletines, etc. Con el tiempo las emulaciones las hacía frente a otros estudiantes y llegó a oídos de los profesores que al verme tan histriónico me invitaron a actuar en ‘El día del Químico’ y posteriormente frente a todo el colegio en el patio”.

Desde entonces Machado supo que quería ser actor pero no sabía lo que eso significaba.

El artista, de 34 años, señaló que en esa época -los 90- la tecnología aún no se desarrollaba y los únicos referentes cómicos eran del extranjero.

“Era imposible para la familia que uno de sus hijos quiera ser ‘artista’, siempre me imaginaban en la calle, comiéndome la camisa (situación que no ha variado mucho).

Las profesiones tradicionales eran lo único que podía asegurar un buen futuro para tu familia. Mi familia puso el grito en el cielo”, dijo Machado.

Por esa presión Machado no sabía si ser doctor, veterinario o psicólogo, aunque al final escogió la carrera de publicidad. Sin embargo una tarde de 1994 mientras veía La Máscara (protagonizada por Jim Carrey) en VHS, decidió dejar todo y convertirse en actor. “Viendo esa película pensaba ‘Eso es lo que yo quiero hacer en mi vida’, y lo haré en cuanto me gradúe”.

Según Machado, en la actualidad se ve a los artistas triunfando jóvenes y es más aceptada la idea de que se puede vivir del arte. “Lo vemos día a día en las redes sociales, gente emprendedora y exitosa gracias al internet. Tenemos la información a la mano y al instante, acceso a archivos de video que antes nunca en la vida hubiéramos podido obtener. Hoy por hoy querer ser actor es una buena opción, pero cuando me tocó decidir, era descabellado”.

Cuando decidió por su vocación, alternó las clases de publicidad con cursos de teatro y actuación para televisión a escondidas de sus padres, asistía a audiciones para comerciales de televisión aunque sea en el rol de extra. Durante ese periodo se dio cuenta de que tenía mucho éxito cuando actuaba en obras de teatro que eran cómicas, terminaba robándose el show y ganando las felicitaciones del público.

“En el camino he tenido grandes maestros, vi desertar a muchos amigos actores por razones económicas, por lo que implica ser artista en nuestro país, o porque se casaron y tuvieron hijos. Vi a muchos de mis grupos de teatro disolverse antes de llegar a presentar una obra. Siempre era ‘el extra’, llegaba máximo a secundario y cuando al fin era protagónico nunca salía el capítulo al aire. A veces uno se deprime porque las cosas no son como uno planea. Mis compañeros tiraban la toalla y decían que en nuestro medio no hay reconocimiento al arte y que de él no se come”, manifestó ‘El Jack’.

El humorista, quien ha actuado en Miami, Colombia y México, indicó que a veces esas ideas lo desanimaban. “Veía comediantes como Chespirito, Cantinflas, Jim Carrey, Adal Ramones o Eugenio Derbez y pensaba. Podría hacer algo así también. Sabía dentro de mí que también podría llegar a cumplir mi sueño desde ese lugar”.

Fue después de una fuerte depresión que Daniel Machado tuvo, que decidió cambiar y no esperar nada de nadie. Ahí creó su primer monólogo, La anatomía del chaulafán. A raíz de su frase “Qué fue Jack” adquirió su apodo y fue destacando dentro de la comedia nacional hasta que finalmente llegó a las tablas de la comedia en EE.UU. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP