El Duende Sátiro se adaptó de una leyenda de Esmeraldas para el cine

- 07 de mayo de 2017 - 00:00
Desde la izquierda: Karla Díaz, Luis Torres, Sharon Benítez (actores) y Jorge Bastidas, director de la película El Duende Sátiro.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

La producción, en el género de terror costumbrista, se estrenó en la pantalla grande local. Fue dirigida por Jorge Bastidas.

Palmira, una hermosa chica que va a cumplir 18 años, pasa sus días con normalidad, y tiene por costumbre bañarse en el río, hasta que un extraño ser -no de este mundo- se enamora de ella, provocando fatales consecuencias en su pueblo natal. 

Esa es la trama de la película ecuatoriana El Duende Sátiro, que se estrenó el viernes 5 de mayo, en los cines del Paseo San Francisco de Cumbayá, y el sábado 6 en Sangolquí.

El género de terror y suspenso no es habitual en el cine local. Sin embargo, para Jorge Bastidas Zea, productor y director de este filme, parece ser su especialidad. 

El Duende Sátiro es la sexta producción de la colección Ecuador, Mitos y Leyendas, que inició Bastidas en 2011, a través de JB_Producciones. 

La película es una adaptación del texto homónimo de Guillermo Noboa. “Es una leyenda de Esmeraldas, pero se filmó  en Mindo”, dijo el productor. 

El rodaje inició el 16 de abril de 2016, fecha que coincidió con el terremoto que azotó mayormente a Manabí y Esmeraldas. “Estábamos en Mindo cuando sentimos el remezón en medio de la filmación”.

A Bastidas siempre le fascinó  el  suspenso  en el cine.  De hecho, admira a escritores como Stephen King y Edgar Allan Poe, pero quería hacer algo local. “Es que la  temática de nuestras leyendas son tétricas”.

Por ello, en 2011 presentó  sus cintas basadas en relatos costumbristas, como El Gallo de la Catedral, La Virgen del Tomate, La Viuda del Tejar y La Caja Ronca.

 Y las dos recientes, La Dama de la Carretera y El Duende Sátiro, ganaron el premio como Mejor película ecuatoriana de 2015 y 2016, respectivamente, por votación en los portales Renacimiento del cine ecuatoriano y  Cinéfilos.

El Duende Sátiro es protagonizada por Valeria Mosquera, que encarna a la joven Palmira. Al elenco actoral se suman Luis Torres, Jorge Cabrera, Vicente Sánchez, Sharon Benítez y Karla Díaz.

Se filmó durante todos los fines de semana de abril hasta julio del año pasado. En total, 70 personas participaron, entre actores, extras, personal técnico y logística. 

 Para el actor Luis Torres, este es su primer papel protagónico en una película. 

“Yo personifico a don Alfredo, padre de Palmira, es un hombre de campo, pero poderoso y muy respetado”.

Torres tiene 7 años de experiencia en la actuación y comenzó en el teatro. Con El Duende Sátiro es la tercera producción que  colabora con Bastidas. “También estuve en La Caja Ronca y en La Viuda del Tejar”.

El intérprete destaca la fotografía. “Hay paisajes excelentes; además, es una leyenda local”.

Pero sin duda, los efectos especiales y el maquillaje tendrán un efecto en los espectadores, Paulo Guzmán y Sandy Román estuvieron a cargo, respectivamente. 

Bastidas también se ha preocupado por capacitar a nuevos talentos escénicos. Una de ellas  es Sharon Benítez, actriz que debuta en la pantalla grande.  Ella personifica a Renata, amiga de Palmira. “Yo me he dedicado más al modelaje, de ahí me formé en los talleres de actuación de JB Producciones”.

Tambien está Karla Díaz, que encarna a Samy, una chica que acude a un bar del pueblo donde  conoce a un chico misterioso.

Díaz también ha participado en producciones de televisión locales y videos musicales. 

Jorge Bastidas refiere que el proceso de filmación se desarrolló con normalidad. Sin embargo, a dos semanas del preestreno, que fue en noviembre de 2016, sucedieron cosas extrañas.

Un dinero se perdió, una taza de café explotó y hasta el audio se les fue misteriosamente por unos minutos en el filme durante su preestreno.

“Son cosas que pasan, quizás son casualidades... o quizás no”.

Bastidas, que estudió cine en el Instituto Canadiense en Quito, explica que los duendes son seres de la mitología local y que han sido parte de los relatos orales de Esmeraldas y Manabí, así como de otras provincias.

Para el productor, el género de terror es uno de sus favoritos porque es el que más produce adrenalina por el suspenso.

Por eso ya tiene listo el siguiente proyecto del volumen 7 de su colección. Esta vez será La leyenda de María Angula, que se grabará en locaciones entre Ambato y Quito.

Datos

El Duende Sátiro está basado en una leyenda esmeraldeña homónima de Guillermo Noboa.

La banda sonora la realizaron la agrupación musical Lamento, de Ambato; el grupo Oro Negro y Jorge Cabrera.  

Más de 10 empresas privadas ayudaron en el financiamento del filme, pero también hubo colaboraciones personales.

La cinta tiene una duración de una hora con 45 minutos. Se la trabajó entre JB Producciones y Equinoccio Estudios. (I)

Jorge Bastidas (de espaldas), el director del filme, en Mindo, localidad ubicada a dos horas de Quito, donde se realizó la grabación con todos los actores.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: