56 años sin Pedrito Infante

15 de abril de 2013 - 00:00

Han pasado 56 años de su muerte y él se mantiene vivo a través de su legado cinematográfico y musical. Está presente en las nuevas generaciones y en las anteriores, quienes hoy -el día en que se recuerda cuando dejó este mundo- no dudan en rendirle tributo luctuoso en su tumba del panteón Jardín, de México, que será visitada desde las 10:00 por seguidores, familiares y amigos para recordarlo.

Se trata de Pedro Infante Cruz, nombre real del carismático intérprete mexicano que nació el 18 de noviembre de 1917 en Guamúchil, Sinaloa, y falleció el 15 de abril de 1957 en un accidente de aviación en Mérida, Yucatán, cuando contaba con 39 años de edad. Tuvo una destacada carrera y su muerte enlutó al mundo del espectáculo y a sus miles de seguidoras.

Considerado como uno de los más grandes representantes de la llamada Época de Oro del Cine Mexicano y de la música ranchera, Pedro creció en el seno de una familia humilde integrada por el músico Delfino Infante García y María del Refugio Cruz Aranda.

Infante se crió en su tierra natal y fue en 1932 cuando se integró a la orquesta Estrella de Culiacán. En 1939 emigró a la Ciudad de México, donde obtuvo un contrato en la XEW, lo que lo lanzó al llamado séptimo arte.

Tras su primera reunión con el director Ismael Rodríguez en ‘Escándalo de estrellas’ (1944), tuvieron que venir otros títulos, como ‘Nosotros los pobres’, para que la figura de Infante se incluyera en la historia del cine mexicano. A partir de ese momento sus filmes y canciones se quedaron en el corazón de la gente.

Pedro apareció en más de 60 cintas y desde 1943 grabó aproximadamente 310 canciones. Por su actuación en la película ‘Tizoc’ (1956), al lado de María Félix, fue acreedor al Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín en la categoría de Mejor Actor. Además, la misma cinta obtuvo el Globo de Oro en la categoría de Mejor Película Extranjera que otorga la prensa extranjera acreditada en Hollywood.

15-04-13-mix-Pedro-InfanteDurante su adolescencia en Guamúchil, Pedro, quien también logró fama por su trabajo como ‘Pepe el toro’ en las cintas ‘Nosotros los pobres y ustedes los ricos’, procreó a la primera de sus hijas, Guadalupe Infante Márquez. Posteriormente, conoció a María Luisa León, 10 años mayor que él, quien lo convenció para que se mudaran a la capital mexicana en busca de mejores oportunidades. Ya en el Distrito Federal, el talentoso cantante y María Luisa se casaron y un año después adoptaron a Dora Luisa Infante, hija de María del Carmen Infante, hermana de Pedro.

Posteriormente conoció a la bailarina y actriz Lupita Torrentera, cuando ella contaba solamente con 14 años de edad, con quien tuvo tres hijos: Graciela Margarita, Pedro y María Guadalupe Infante Torrentera. Su hijo Pedro Infante Torrentera fue también actor y cantante, y su hija Lupita Infante Torrentera es actriz, conductora y cantante, que a la fecha mantiene vivo el legado de su padre.

De su relación con la joven actriz Irma Aguirre Martínez, mejor conocida como Irma Dorantes, a quien conoció cuando ella tenía solamente 16 años, Pedro tuvo a Irma Infante, que también tiene una carrera como actriz y cantante.

Filmó 63 películas y grabó 325 canciones, que van desde las rancheras, corridos, valses, cumbias, boleros, hasta cha cha chá. En 1956 recibe el Ariel mexicano al Mejor Actor por ‘La vida no vale nada’. Con ‘Escuela de rateros’ (1956) alcanza post mórtem el Oso de Plata al Mejor Actor en el Festival Internacional de Cine de Berlín de 1957.

En 1939 debutó en el cine como extra en la película ‘En un burro tres baturros’, pero su primer protagónico llegó en 1943 con el filme ‘Cuando habla el corazón’. Como parte de su gran legado musical están canciones como ‘Amorcito corazón’, ‘Cien años’, ‘Te quiero así’, ‘La que se fue’, ‘Ella’, ‘Mañana’, ‘Mi cariñito’, ‘Dicen que soy mujeriego’, entre otras.

Su deceso

La mañana del 15 de abril de 1957, Pedro Infante tomó los controles de un ex bombardero de la Segunda Guerra Mundial B24, matrícula Xa-kun, que transportaba pescado y telas. Era fanático de la aviación.

Se dirigía de Mérida a Ciudad de México, apresurado por los problemas que dejó esperando en la capital: su primera esposa, María Luisa León, le pedía aclararan su situación de divorcio, e Irma Dorantes le llamó por teléfono para decirle que debían definir su relación lo antes posible.

Pero debido al exceso de carga del avión que tripulaba el actor en condición de copiloto, este no pudo tomar altura y se desplomó cerca de las 08:00, incendiándose instantáneamente. Su cadáver fue identificado gracias a una esclava de oro que tenía grabado su nombre: Pedro Infante.

El actor medía 1,70 metros y su cuerpo quedó por las quemaduras en 88 centímetros. Fue llevado al hospital Terán, donde se embalsamó. Se veló en Mérida.

A las 11:00 del martes 16 de abril, el féretro con los restos de Infante llegó al aeropuerto, donde ya lo esperaba una multitud. Eran las 12:00 cuando el pueblo desfiló para darle el adiós. Después fue llevado al panteón Jardín.

Los homenajes

Lupita Infante Torrentera informó al diario El Sol de México que su padre siempre sembró amor, por lo que ahora sigue cosechando amor y mucho cariño, incluyendo a las nuevas generaciones de mexicanos.

“Él procuró que la gente lo quisiera mucho, por lo que año con año se le sigue recordando con aprecio y amor. Eso se corroboraría ayer cuando en el Atizapán de Zaragoza mexicano, donde a partir de las 17:00 le llevarían una ofrenda y cánticos hasta las 19:00.

Hoy, a partir de las 10:00, en el panteón Jardín, Torrentera comentó que estarán los herederos de su padre, además de otras grandes voces como Humberto Cravioto, Miriam Núñez, José Julián, Imelda Millar.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP